5 de octubre de 2017 | #1477

Judiciales: Enorme triunfo antiburocrático en el Fuero Civil

Por Facundo Miño Sec. Gremial de la CI de Penal y apoderado Lista Blanca Fuero Civil

El jueves 28, la junta electoral de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), finalmente reconoció el triunfo de la Lista Blanca sobre la Marrón de Julio Piumato (secretario general del gremio) por 816 a 806 votos. La elección se polarizó fuertemente, con una participación de 1.638 judiciales sobre un padrón de 2.350 habilitados para votar. La burocracia suspendió el escrutinio el miércoles y publicó en su cuenta de Facebook que había ganado. Las denuncias de fraude de la oposición y la publicación de las actas desbarataron el intento.
 
La burocracia de Piumato, que dirige el fuero Civil hace 31 años, ha sido derrotada por una lista antiburocrática, compuesta por activistas de base y que si bien no tiene una fisonomía política definida (Piumato, a veces, los acusa de ser K, otras de ser del PO y ahora de ser PRO), lo cierto es que su funcionamiento como agrupación es asambleario y los compañeros han conformado el frente Multicolor. Forman parte así del frente que se posiciona como la alternativa antiburocrática a la actual conducción del gremio y que se encuentra integrado por sectores clasistas como la Comisión Interna de Penal, siendo la expresión de los sectores combativos que llevaron una lucha común contra el traspaso y el ajuste de la Corte en estos últimos dos años.
 
La derrota de Piumato es por partida doble: no sólo que él recorrió varias veces las oficinas que nunca recorre, sino que su campaña se centró en instalar que si la Marrón perdía se debilitaba el sindicato y avanzaba el ajuste de la mano de un frente de “los K, los troscos, los jueces y el poder”. Un disparate. Por lo demás, es a Piumato a quien los judiciales han visto como un entregador serial de los reclamos ante la Corte y los gobiernos de turno.
 
Este resultado coloca a la oposición combativa a Piumato en las mejores posiciones para recuperar la UEJN en las elecciones nacionales de 2018, ya que la Marrón ha sido desplazada de Civil, Penal, Laboral (los tres fueros más grandes) y de Civil y Comercial Federal. Se han reforzado las posiciones de los trabajadores para enfrentar el ajuste, la reforma laboral y su homónimo para el Poder Judicial: el traspaso reaccionario de la Justicia a la Ciudad, cuyo objetivo de fondo es la precarización de los judiciales, un copamiento de fondo del macrismo y la destrucción del derecho laboral.
 

Compartir

Comentarios