17 de mayo de 2018 | #1502

Christian Rath, un enorme constructor del Partido Obrero

Por Rafael Santos

A los 72 años falleció nuestro compañero Christian Rath. Joven aún -y con una gran capacidad política e intelectual de trabajo-, una imprevista enfermedad se lo llevó en pocos meses. Es una gran pérdida para el Partido Obrero, la izquierda y la clase obrera argentina.

Rath fue uno de los constructores de Política Obrera. Después de los “siete” fundadores, el “Colo” fue uno de los primeros que se incorporó en Bahía Blanca, en 1965, junto a un núcleo que venía de una ruptura de la juventud cristiana que se radicalizaba. Pero no era sólo una elección ‘filosófico’-ideológica por el trotskismo y la revolución socialista. Fue la decisión de organizar una militancia revolucionaria, de construir un partido. Al poco tiempo, importantes cuadros de la regional Bahía Blanca del PO se trasladaron a Córdoba, la gran ciudad industrial del interior. Allí estaba concentrada una parte importante de la industria metalúrgica y automotriz. En la fábrica Thompson Ramco, del Smata, entró a trabajar el “Colo”. Se proletarizó para ligarse a la clase obrera y superar las barreras represivas que colocaba la dictadura de Onganía para impedir el contacto de la izquierda con los trabajadores. Allí fue elegido paritario sindical por sus compañeros. Fue un protagonista del Cordobazo de 1969. El no fue un hijo del Cordobazo, sino que contribuyó a prepararlo: animador con Marcelo Martín y otros obreros del Smata (Adán Vega y otros) de la agrupación Vanguardia Obrera Mecánica, ayudó a madurar el estallido de la huelga política de masas que cambió toda una etapa de la lucha de clases y la historia del país. Participó en la gran huelga de 40 días del Smata de 1970, donde fue despedido junto a una parte importante de la vanguardia. Aún así, fue uno de los motores del armado de la lista Marrón que ganó en las elecciones gremiales el Smata Córdoba, recuperando un gran sindicato industrial para el clasismo. El “Colo” estuvo sumergido en todo este proceso, en la relación con los sindicatos clasistas Sitrac-Sitram. Años más tarde, acercaría al “Goyo” Flores (dirigente reconocido del Sitrac) a las filas del PO. Por supuesto, estuvo en el Congreso Clasista Nacional convocado por el Sitrac-Sitram en 1971 y también en el Plenario Nacional Antiburocrático de 1974, convocado por la UOM recuperada de Villa Constitución. En estos escenarios, Política Obrera, con los sectores del movimiento obrero que dirigía y con sus agrupaciones clasistas, dio una fuerte lucha por crear una Corriente Clasista Nacional de frente único. Era la construcción de una alternativa sindical y política de independencia obrera, frente a las maniobras (Gran Acuerdo Nacional) con que la burocracia sindical, el peronismo y la dictadura querían contener el proceso de radicalización revolucionaria en desarrollo y reinstalar el liderazgo de Perón.

La dictadura y después

Un trágico accidente que le costo la vida al responsable del PO cordobés llevó a Rath a asumir la posta dirigente. En tal condición tuvo que organizar la regional Córdoba para afrontar el accionar derechista de la Triple A. La dictadura videliana del ‘76 obligó a que tuviéramos que sacarlo de Córdoba para que no fuera detenido por los grupos de tareas y emigrar a Buenos Aires. Fue una pieza esencial en el armado de la dirección de PO dentro del país, bajo la dictadura. El tercer Congreso de Política Obrera, realizado en la clandestinidad (diciembre del 82), tuvo como uno de sus ejes centrales el debate sobre el documento de situación política nacional escrito por “Juan Carlos Crespo” (uno de sus seudónimos bajo la dictadura). En el nuevo período abierto con la caída de la dictadura, su actividad se concentró en la construcción de los comités del Partido y fue, además, candidato del Partido Obrero en las elecciones a partir de 1983.

En 1989 fue detenido junto a Jorge Altamira, Cata Guagnini, Pablo Rieznik, “Goyo” Flores y Juan Carlos Capurro, como parte de la provocación del gobierno de Alfonsín contra nuestro Partido. Bajo el estado de sitio, el gobierno allanó el local central y gran parte de los locales partidarios.

En 2001 jugó un papel importante en la construcción del frente único piquetero con la CCC y la CTA, lo que dio lugar a la Asamblea Piquetera Nacional de La Matanza y a los planes de lucha nacionales del movimiento piquetero.

El formador

Su formación provino de la militancia, del estudio de los problemas históricos y políticos de la lucha obrera y socialista. Animador de Prensa Obrera, escribió y fue director en el último período de la revista teórica del PO: En Defensa del Marxismo. Se preocupó particularmente por elaborar una orientación clasista en el movimiento obrero. Así, escribió en los ‘90 un folleto sobre el convenio flexibilizador Fiat-Smata, uno de los primeros antecedentes sobre la entrega burocrática de los convenios colectivos y conquistas obreras.

Más adelante, redactaría -en el marco del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra por la burocracia pedracista de la Unión Ferroviaria- un libro (Trabajadores, tercerización y burocracia sindical) sobre el avance de las tercerizaciones capitalistas en el proceso productivo. En estos últimos años dedicó todas sus energías a desarrollar la secretaría de formación política del PO. Organizó escuelas de cuadros nacionales sobre varios temas cruciales. Antes, había elaborado (en colaboración con Andres Roldán) una serie de artículos históricos sobre el bicentenario de la Revolución de Mayo. Este trabajo tuvo una importante repercusión en los debates históricos sobre el período, frente a las rudimentarias posiciones kirchneristas que se apoyan en un revisionismo histórico estrecho. La Revolución Clausurada -que compila ese esfuerzo- fue un impacto político. El mismo empeño colocó en el debate respecto al bicentenario de la independencia nacional de 1816. Uno de sus últimos logros fue el trabajo que realizó para el centenario de la revolución de octubre de 1917: garantizó durante todo el año la salida de una serie histórica de artículos de balance político sobre la revolución bolchevique, publicados en Prensa Obrera. Esta saga culminó con el papel crucial que le cupo, como organizador y coordinador, de un gran Seminario en la Facultad de Ciencias Sociales, con mesas redondas, debates, charlas y un acto de cierre multitudinario.

Con una disciplina y orden “germánico”, fue envidia de muchos cuadros sobre sus métodos de trabajo.

Al cumplirse los 50 años de la fundación del PO, fue uno de los cinco oradores centrales de la mesa-acto que se realizó en forma central en el Picnic de fin del año 2014. Como no podía ser de otra manera, a él le tocó reseñar y balancear el período del Cordobazo.

Recientemente, fue el organizador del seminario “A 100 años de la revolución de Octubre” y tuvo el honor y el orgullo de abrir sus deliberaciones.

La historia del “Colo” Rath es la historia de Política Obrera-Partido Obrero. Fue uno de sus grandes militantes y dirigentes. Ayudó a forjar esta organización, que hoy está plenamente sumergida en la lucha de clases nacional e internacional. Tuvo una vida heroica, no rutinaria.

Los que lo conocimos sabemos de su valor. Las nuevas generaciones del Partido también lo saben. La vanguardia obrera y revolucionaria de Argentina tiene en el “Colo” un emblema y un programa. Cristian Rath, mi homenaje: hasta la victoria de la lucha por el gobierno obrero y el socialismo.

Compartir

Comentarios