16 de abril de 2018

La crisis mundial y la guerra, y la refundación de la IV Internacional

Informe Internacional al XXV Congreso del PO (Jorge Altamira)
Por Jorge Altamira

Compañeras y compañeros: desde el mismo comienzo de este congreso, desde el informe inicial, fue destacada la importancia de que el Partido Obrero y la Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional (CRCI) desarrollen una comprensión lo más adecuada posible, lo más amplia, de la situación internacional. No estoy introduciendo de este modo una generalidad; lo que este Congreso va a discutir hoy, hasta cierto punto, y el Partido va a empezar a discutir en profundidad de aquí en más, es el tema más extraordinario posible en el campo histórico, que es el tema de la guerra, el tema de las guerras internacionales, el tema de una guerra mundial.

La guerra, por un lado, y la revolución, por el otro, son las formas finales y extremas de la lucha de clases y de la explosión de todos los antagonismos de clase, y tanto en la Comisión internacional del Comité Nacional del Partido Obrero como en la Comisión internacional de este congreso, comprendimos rápidamente que el tema de la guerra no es adecuadamente abordado en el campo de la izquierda. Para que sea abordado correctamente, tiene que ser entendido como una fase extrema de la lucha de clases y del carácter irreconciliable de todas las contradicciones del sistema capitalista. Este es el punto de partida, este es el método.

En el pasado, y aún hoy, la importancia de este método ha estado oscurecida por una idea completamente abstracta, impresionista, que consiste en hacer un cálculo de la cantidad de ojivas nucleares que hay en el mundo, llegar a la conclusión que si hay un enfrentamiento armado general el planeta explota en quince mil pedazos y, a partir de ahí, excluir la posibilidad de una guerra. Ahora, si excluimos la posibilidad de una guerra, excluimos el carácter irreconciliable de los antagonismos de clase, y la lucha de clases pasa a ser simplemente un episodio, es decir que vulneramos, a través de este impresionismo, las premisas históricas de nuestra actuación política. Por eso quiero que presten atención a este problema, que no lo vamos a agotar hoy por mejor que sea este informe, porque es un tema objetivo novedoso, enfrentamos un período de guerras -como voy a demostrar después- y revoluciones, que no van a seguir como un calco las otras guerras y las otras revoluciones que precedieron a la crisis actual.

Desde ya que no es el fenómeno de las guerras del siglo XIX, que en su mayoría, hay un error muy grande en muchos que dicen “en su totalidad”, fueron guerras de formación de los Estados nacionales y, por lo tanto, eran guerras progresistas en un período de ascenso del capitalismo. Cuando digo “no en su totalidad” sino en su mayoría, es porque en este mismo período que el imperialismo norteamericano inicia en la forma más brutal posible la colonización de América Latina, o por lo menos hasta donde lo logra realizar, la colonización del Caribe y de América Central. Entonces, estamos invitados a estudiar y analizar un problema de una complejidad extraordinaria por lo que representa en esta fase del capitalismo, por lo que representa como una perspectiva de barbarie, por lo que representa como una perspectiva de destrucción de la humanidad.

Hilo conductor

Tenemos que ser muy concretos. En el momento actual, vemos que se desarrollan guerras en Afganistán, en Ucrania, en Yemen, en Siria, probablemente me olvido de algún otro país, hay una amenaza de guerra entre Grecia y Turquía, relacionado con la crisis del Medio Oriente, un avivamiento de tensiones nacionales, y en general en la prensa, e incluso nosotros mismos, hablamos de guerras localizadas. Este hecho de aparecer guerras localizadas determina que una gran parte de la opinión pública vea a este conjunto de guerras como un accidente, dentro de un desarrollo que, en general, sería pacífico y democrático. Europa occidental no está en guerra; como dice un relator de Telesur, “Bendita Venezuela, donde los judíos, los musulmanes, los evangelistas vivimos en santa armonía”. En resumen, estaríamos ante un accidente histórico, o sea que no es consecuencia de la época del imperialismo; serían fenómenos localizados, producto de problemas y antagonismos locales y de viejas herencias no resueltas.

No, hay un hilo conductor. La esencia del método marxista es ver cuál es el hilo conductor de fenómenos que aparecen diferenciados en el tiempo o en el espacio. Este hilo conductor no puede ser relacionado en forma inmediatista con la crisis mundial capitalista que estalló en el período 2007/8, ni tampoco relacionado en forma inmediatista con este comienzo, aparentemente, de guerras económicas a partir de la suba de Trump o del Brexit, etcétera.

En realidad, este proceso de guerras está en la raíz de la disolución de la Unión Soviética y de la restauración del capitalismo en China, porque toda la segunda posguerra no es otra cosa que un esfuerzo denodado del imperialismo por quebrar las conquistas históricas que aún se conservaban como consecuencia de las revoluciones sociales en esos países. Los métodos militares fueron aplicados sistemáticamente desde la guerra de Corea, en 1953; diversas guerras en Asia; el ataque del sionismo, el imperialismo inglés y el imperialismo francés contra Egipto y el Canal de Suez, en 1956; la guerra de Vietnam, un momento eminente de esa confrontación, porque amenazaba con un choque nuclear entre Estados Unidos y China; la entrada de las tropas soviéticas en Checoslovaquia y la entrada de las tropas soviéticas en Berlín para reprimir grandes movimientos revolucionarios de la clase obrera; diversos ataques del imperialismo en América Latina y, finalmente, la ofensiva de Ronald Reagan, cuando Estados Unidos decide aplicar a muerte la competencia militar con la Unión Soviética, en la construcción de una estación espacial, es decir de una guerra nuclear desde el espacio, que lleva a la burocracia soviética a la conclusión de que no tiene los recursos económicos, no tiene los recursos políticos, no tiene los recursos internacionales para confrontar con esta tremenda ofensiva del imperialismo norteamericano y llega a la conclusión de que hay que hacer primero una perestroika y después el desmantelamiento de la Unión Soviética, y llegar a un acuerdo con el imperialismo yanqui.

En el fondo, la tendencia a la guerra a partir de la Segunda Guerra Mundial es una tendencia a la guerra para terminar con las conquistas revolucionarias anteriores a esa Segunda Guerra Mundial y posteriores a esa guerra, y recolonizar los espacios económicos y geográficos que habían sido ganados por el proletariado y por el campesinado en ese conjunto de países. La conclusión es importante aquí porque estamos diseñando la estrategia de la política del imperialismo y, como consecuencia, la estrategia militar del imperialismo que, como decía un famoso general “no es otra cosa que la continuación de la política por otros medios”. Entonces, tenemos que ver este proceso de conjunto y este diseño estratégico de orden general.

Guerra universal

Cuando se disolvió la Unión Soviética y había comenzado la restauración capitalista en China, nunca se había citado tanto al filósofo alemán Immanuel Kant, que había redactado un manifiesto acerca de la “”paz universal. Es que decían: “Oriente y Occidente se reconcilian, formamos parte de un sistema común, se acabaron las posibilidades de las guerras”. La falacia de una ‘paz’ asentada en antagonismos de clase, es que la tendencia a la guerra nace de la estructura competitiva, antagónica, rival del sistema capitalista.

El sistema capitalista se ha formado en un proceso de guerras sistemático, de carácter diferente. Lo que no nosotros tenemos en la actualidad, y la hemos tenido por un tiempo, es una combinación de tipos de guerra, que voy a describir rápidamente: este ciclo de guerras comienza en 1991 con la formación de una gran alianza internacional para invadir Irak, en donde Argentina interviene apoyando la “coalición” del imperialismo. Es un diseño de guerra colonial de viejo cuño, que continúa, subsiguientemente, con la guerra contra la Federación Yugoslava, que ya es otro tipo de guerra en particular porque las presiones del imperialismo europeo por desmantelar la Federación yugoslava y proceder a la restauración capitalista. Los límites que enfrenaron las potencias europeas fueron resueltos por el ‘demócrata’ Bill Clinton, que organizó el bombardeo sistemático de Serbia; Argentina también intervino ahí y de ahí nace el contrabando de armas con Croacia. No son inocentes mis referencias a la Argentina, porque siempre es importante mostrar los vínculos que se van tejiendo entre una guerra internacional del imperialismo y la burguesía de nuestro propio país. Indudablemente, esa guerra de Yugoslavia es la primera configuración de una guerra, ahora ya en relación a la restauración capitalista y para imponer la colonización completa de esos países. El gobierno ruso de la época de Boris Yeltsin, totalmente entregado al imperialismo, un agente completo del imperialismo, por un momento insinuó una tentativa de mandar a las tropas rusas a defender la unidad de Yugoslavia, en el entendimiento de que la caída de Yugoslavia podía amenazar la existencia nacional de Rusia. En esta guerra de Yugoslavia ya viene configurada la hipótesis de que la restauración capitalista de China y de la Unión Soviética significa la colonización de esas naciones, la transformación de esas naciones en dependientes del imperialismo por medio de privatizaciones y la entrega de recursos básicos y la formación de regímenes políticos que sostengan esas privatizaciones y que sostengan esos avances económicos. Aquí aparece el desmentido a una crítica que nuestros adversarios hicieron a las previsiones de León Trotsky y de la IV Internacional de que la restauración del capitalismo iba a ser un proceso de destrucción y de violencia. Como la Unión Soviética se disolvió sin que nadie la invadiera y China se embarcó en el capitalismo sin tropas extranjeras, nuestros adversarios decían “ven que todo esto puede ocurrir pacíficamente y democráticamente”. Rusia, sin embargo, corrió desde el comienzo el riesgo de la desintegración y en la propia Rusia hubo grandes movimientos revolucionarios de la clase obrera en el primer período de este proceso de restauración capitalista y guerras fundamentales en las que el ejército ruso fue derrotado en el Cáucaso por parte de las naciones oprimidas de esa región.

Repito, nosotros tenemos hoy un escenario de guerras locales, que analizadas históricamente responden a una configuración estratégica, propia del período actual del imperialismo. Claro que es necesario distinguir, hasta cierto punto, a estas guerras imperialistas, por ejemplo, contra Irak, las guerras en Siria, las guerras contra Libia, de lo que la opinión pública entiende por una guerra mundial. Pero en la historia del capitalismo, las guerras imperialistas ‘localizadas’ fueron el preámbulo de guerras mundiales. La Primera Guerra Mundial estalló de la misma manera; fue precedida por ‘aventuras coloniales’ de Alemania en África; Francia y España en el norte de África – o sea guerras imperialistas, guerras de sometimiento de los pueblos coloniales, pero que prefiguraban una lucha posterior entre los países imperialistas por un nuevo reparto de lo que habían conquistado.

Distingamos, entonces, hasta cierto punto, las guerras imperialistas de la guerra mundial, y asimismo su punto de convergencia. La guerra en Libia produce un cambio importante en la configuración de la guerra, porque la guerra en Libia es conducida con el apoyo de la totalidad de las potencias, imperialistas y no imperialistas, Rusia y China. Bajo la bandera de la ONU se lleva adelante la guerra en Irak; es decir, Rusia, la burocracia de Rusia, el régimen ruso y el régimen chino son cómplices de esta guerra y una de las razones por las cuales el gobierno de China en cierto modo sostiene la guerra contra Libia es porque en el reparto de Libia, China espera conservar las concesiones petrolíferas que le dio Gadafi, el dictador de Libia, con anterioridad. Berlusconi espera conservar las italianas; Sarkozy las francesas y así los demás. Cuando termina la guerra, vuelan las concesiones a China, vuelan las concesiones que ya tenía Rusia, vuelan también en parte las de Italia y entra feroz el imperialismo norteamericano.

El régimen de Putin

Ese va a ser, en las guerras de Medio Oriente, el último acto de una colaboración política de estos países, en forma directa, con el voto de la ONU, como había ocurrido con la invasión norteamericana a Afganistán, que contó con la complicidad de Rusia y de Irán. Aquí empiezan una serie de desarrollos políticos, donde vamos a tener entonces una confrontación entre el imperialismo mundial y Rusia y China en Ucrania y en Siria. En 2015, Putin envía las flotas rusas y la aviación rusa a las bases que ya tenía instaladas en Siria, en un momento de impasse de la guerra, e impone el control del espacio aéreo y se transforma en el principal protagonista internacional. Luego, cuando por medio de un golpe de Estado, la Unión Europea y el imperialismo yanqui toman el control de Ucrania, Putin va a sostener, con los métodos propios de la Rusia restauracionista, la lucha que se produce en el este de Ucrania, armada contra el ejército ucraniano y contra los asesores militares norteamericanos y contra las bandas fascistas de Ucrania.

Estos desarrollos empiezan a configurar una hipotética guerra mundial, es decir una confrontación entre potencias nucleares. En la comisión discutimos muy detenidamente algo que ustedes, en la prensa de nuestro partido, deben haber visto con mucha anterioridad, que como consecuencia de este conjunto de crisis y presiones se produce un cambio radical en Rusia, en el sentido de que la vieja burocracia que estaba entregando todos los recursos petroleros y había armado una crisis económica fenomenal en Rusia es reemplazada por los servicios de seguridad del Estado en el poder, que finalmente van a colocar a Putin y establecer un nuevo régimen político bajo el control de la burocracia de los servicios de seguridad. Citamos un texto de un ex asesor de Jimmy Carter, asesor del Departamento de Estado de Estados Unidos, que plantea dividir a Rusia en tres Estados diferentes, para facilitar la penetración capitalista. Los servicios secretos comprenden esta situación, se agrupan y derrocan a Yeltsin, no para abandonar el proceso de restauración capitalista, sino al revés, para no comprometer ese proceso de restauración. Es así que desarrollan una implacable guerra de exterminio contra los pueblos asiáticos, más precisamente del Cáucaso.

Hoy comentaba, y lo voy a hacer extensivo a todos los delegados del congreso, una conversación, de orden personal, muy atinente para clarificar las cosas, que tuve hace muchos años con un dirigente de nuestra organización internacional de aquel momento, perteneciente a la organización francesa, cuando discutíamos la posibilidad de la restauración capitalista en Rusia, que juzgábamos inevitable si no era detenida por una revolución política. Fue en 1974. Este dirigente me dice que lo que va impedir una restauración capitalista en Rusia es un golpe de Estado de los servicios de seguridad, que al ver que la restauración capitalista avanza y amenaza la disolución del Estado, van a tomar el poder del Estado. Ustedes se dan cuenta de que la previsión de este compañero fue equivocada, y a la vez un acierto maravilloso. Los servicios no intervinieron para impedir la restauración capitalista, salvo un precipitado golpe militar en 1990, pero cuando la restauración capitalista empezó a funcionar, sí dieron un golpe de Estado, no para proteger al viejo Estado obrero sino para proteger la restauración capitalista. Así discutíamos en una época; había un alto de alto nivel.

Nuestra posición

En la comisión discutimos que en caso de una guerra tenemos distintos escenarios y resolvimos proponerle al Partido una posición política. Proponemos votar una resolución, que dirá cuál va a ser la posición del Partido Obrero en los escenarios de guerra mundial. Planteamos, en forma tajante, que una guerra del imperialismo mundial contra Rusia y China, será una guerra por la colonización de esos países para completar la restauración capitalista con los métodos más violentos a su disposición. Nuestra posición es combatir al imperialismo contra el intento de colonización, defender a los que luchen con las armas contra el ataque imperialista con el planteo del renacimiento de la revolución y el renacimiento de los soviets en estos países por medio de la revolución proletaria.

En este planteo hay una caracterización, que voy rápidamente a desarrollar. Ni Rusia ni China son países imperialistas, en términos de caracterización histórica, y dentro de la CRCI, con algunos ex miembros, existió esa divergencia y dijeron que China es un país imperialista porque exporta capitales y Rusia es imperialista desde que existe, porque naturalmente ha extendido el poder el Estado a otras naciones que se encuentran en la periferia del Estado. Si ambos bandos son imperialistas, nosotros llamaríamos a una posición de combate a ambos bandos en nombre del proletariado internacional; es decir, retomaríamos el planteamiento del partido bolchevique en la Primera Guerra Mundial, que calificó a esto como una guerra interimperialista, que debía ser enfrentada mediante una guerra civil internacional del proletariado contra las burguesías de cada uno de esos países y contra todos en su conjunto. En caso de una guerra contra los estados restauracionistas, sin embargo nosotros defenderíamos a la nación que va a ser colonizada por el imperialismo mundial, sin el más mínimo apoyo al gobierno de ese país, combatiendo la restauración y aprovechando la guerra nacional que se desencadene para derrocar al régimen de la restauración capitalista y establecer la dictadura del proletariado.

Siria

Las guerras que se desarrollan en la actualidad todavía no tienen ese carácter. La guerra en Siria, y hasta cierto punto la guerra en Ucrania, es una guerra en donde la burocracia la burocracia restauracionista de Rusia interviene, en parte, en complicidad con el imperialismo, contra las revoluciones árabes que se han ido produciendo a partir de 2011 en Egipto, en la propia Siria, en Túnez y, hasta cierto punto, en el comienzo, en Libia. La intervención rusa en Siria es un intento de proteger la restauración capitalista dentro de Rusia, por medio de un arbitraje y compromiso con el imperialismo. En este punto tenemos una divergencia con la compañera del Partido Comunista Unificado de Rusia, que a pesar de ser una opositora a Putin y de combatir en el interior de Rusia a Putin, ve la intervención de Putin en Siria como una defensa contra la colonización imperialista que sobrevendría de una victoria norteamericana en Siria.

Efectivamente, Rusia ha establecido el control del espacio aéreo de Siria, pero con un acuerdo con el imperialismo yanqui, después con Turquía y desde el comienzo en un acuerdo con el Estado sionista. El primer ministro de Israel, Netanhayu viajó varias veces a Moscú para establecer ese tipo de acuerdo, y, con la complicidad de Rusia, el sur de Siria se encuentra bajo el control de milicias armadas por el Estado de Israel. Bajo el control del espacio aéreo de Rusia, Erdogan está bombardeando Afrin y el imperialismo norteamericano bombardea, en la lucha contra Isis, el norte de Siria, ocupado por las organizaciones kurdas, que en el terreno completan el trabajo de la intervención norteamericana. Recientemente, en medio de todo este gigantesco conflicto, se realizó una reunión en Astrana, a la que no concurrieron todos, pero donde prácticamente se pactó un programa de reparto de Siria entre todos estos intereses, con la promesa ulterior de llegar a un acuerdo de democratización de Siria.

En la comisión, varios compañeros de otros partidos de la CRCI hicieron una observación de que lo que estaba ocurriendo en el Medio Oriente era el desplome de todo el orden político en el Medio Oriente que había sido creado después de la Primera Guerra Mundial y, por lo tanto, la guerra imperialista en el Medio Oriente apunta a un nuevo reordenamiento de todo el Medio Oriente. Esta observación es importante porque está colocando el problema estratégico en el Medio Oriente como una cuestión de actualidad, no como una cuestión del futuro, y obliga al proletariado, al Partido Obrero y a la CRCI a defender, como tema de actualidad, que el derrumbe del viejo sistema político del Medio Oriente solamente puede ser sustituido, con un sentido progresista, por una federación socialista del conjunto del Medio Oriente, y le da a esta consigna un valor actual que, a lo mejor, nosotros en el pasado lo entendíamos como una cuestión de propaganda. Entonces, nosotros vamos a defender a Rusia contra una colonización norteamericana en nombre del a la Revolución de Octubre, del derrocamiento de la burocracia restauracionista, de la confiscación de los oligarcas y por un real sistema soviético, la dictadura del proletariado, pero no vamos a apoyar a Rusia en sus acuerdos con el imperialismo en Siria para armar un compromiso entre el capital financiero internacional y la oligarquía rusa en el campo internacional.

El método de la guerra mundial

Lejos de querer señalarles a ustedes la complejidad de la elaboración de la comisión, quiero subrayar en este análisis diverso la atención extrema que hemos dado a estos conflictos armados internacionales, por una parte, y a la determinación de una tarea política, por la otra. Llegado a este punto, ¿cómo se desenvuelve el tema de la guerra mundial? Es importante, porque nosotros sabemos que una guerra mundial es la destrucción de la humanidad, pero, entonces, ¿cómo se desenvuelve? Se desenvuelve con una metodología muy clara. Las guerras internacionales, locales, por procuración, más o menos colectivas, etcétera, apuntan a quebrar todas las resistencias que se oponen a una nueva gran colonización imperialista del mundo y en particular de los países que pasaron por revoluciones sociales de enorme magnitud, y en particular de Rusia, de la Revolución de Octubre. Es un proceso dialéctico, de recules y nuevas guerras, de sabotaje económico, que es la expresión de una ruptura completa del viejo equilibrio político.

Aquí es necesario introducir el tema de la crisis mundial y su relación con la guerra. Porque es indudable que la crisis mundial, al poner de manifiesto, a través de quiebras masivas de bancos y de empresas y ahora la amenaza de quiebra de Estados enteros, nuevas rivalidades de todo carácter y una desintegración del sistema mundial coloca el problema de la crisis capitalista en una dimensión política internacional y de estrategia internacional. La crisis mundial ha devuelto su centralidad a la rivalidad interimperialista, por ejemplo entre Estados Unidos y la Unión Europea. En medio de una guerra por la recolonización de Rusia y de China, tenemos ahora un enfrentamiento entre la Unión Europea y Estados Unidos. ¿Y cuál es el punto de enfrentamiento? De nuevo, la guerra. La Unión Europea interpreta la salida de Gran Bretaña como una amenaza a su existencia y está discutiendo el desarrollo de fuerzas armadas propias, con un presupuesto propio, con una independencia relativa del Pentágono. Trump ha advertido que, por ese camino, desatará un boicot generalizado a la Unión Europea. Esta es la razón de los choques de Trump con la Unión Europea y del juego de Trump de, a veces, pactar con Rusia contra Alemania, y el juego de Alemania de pactar con Rusia contra Trump.

La crisis política norteamericana

El otro día, cuando Alemania echó los diplomáticos rusos por el asunto del asesinato de un espía en Londres, 48 horas después firmó el mayor acuerdo de negocios de Alemania con Rusia en el último tiempo. La dimensión de esta crisis de conjunto queda clara por la crisis política que ha desatado en Estados Unidos. El ascenso de Trump y el intento de gobernar en términos bonapartistas y de gobernar por medio de decretos y el uso de Twitter, es la expresión de toda esta crisis mundial. Toda esta crisis mundial y todas estas guerras obligan a un reordenamiento del dispositivo político de Estados Unidos, mientras el agravamiento de las contradicciones sociales en EEU alimenta la crisis mundial. ¿Cómo van a llevar al pueblo norteamericano a guerras cada vez mayores en medio de un crecimiento de la pobreza, de una cierta desindustrialización, de un desempleo, de un endeudamiento público y privado feroz?

La crisis mundial planteó objetivamente un ataque a la ‘globalización’ muy anterior a Trump, porque ya en 2008/2009, con el estallido de los bancos, cada Estado nacional salió a defender sus propios bancos con rescates y subsidios que representan una guerra financiera internacional. Entonces, en la comprensión general que hemos desarrollado, el proceso de una guerra mundial se va desenvolviendo a través de este conjunto de contradicciones. Al obligar a todos los Estados involucrados a cambiar sus dispositivos de dominación política, agudiza las crisis políticas de todos los países, en medio de una crisis mundial y, por lo tanto, la lucha de clases. En el informe de la Comisión internacional del Comité Nacional, se destaca la importancia colosal, metodológica, principista, de la lucha de clases en cada país como la herramienta fundamental para derrotar al imperialismo y esa lucha de clases en cada país debe incorporar a lucha contra la guerra imperialista, la defensa de las naciones que están siendo atacadas, el internacionalismo de la clase obrera -es decir, el programa de la revolución contra la guerra imperialista.

Dos cosas adicionales sobre esto: en Francia hay un estado de emergencia, que da al Estado poderes excepcionales para suspender las garantías constitucionales con el pretexto de los ataques terroristas. En poco tiempo será usado contra las huelgas en curso. El otro problema se manifestó con las revueltas en Túnez y en Irán recientemente, cuando se decía a las masas en rebelión, “vuelvan a casa, son funcionales a los yanquis, porque nosotros somos nacionales y populares. Eso es así en todo el Medio Oriente. Cuando la compañera rusa intervino dijo: “si yo no apoyo a Putin, dejo libre el terreno a la dominación norteamericana en Siria”. Hay que votar a Scioli, el problema del vot a Scioli es un problema mundial para la clase obrera, y no se puede llevar adelante y a fondo ninguna lucha consecuente si no derriba ese mito y no se recobra la comprensión de la centralidad de la lucha de clases del proletariado por un gobierno de trabajadores contra las dos, tres o cuatro fracciones de la burguesía, que son distintos matices de la explotación del hombre por el hombre (aplausos).

En esto quiero que ustedes reconozcan el método que ha guiado al Partido Obrero. Hay una metodología, y eso es, en primer lugar, una política internacional, una metodología en la que integramos la lucha de clases a la que asistimos cotidianamente de un modo directo en nuestro propio país, con una comprensión del conjunto internacional. 

América Latina

Ustedes comprenderán que no puedo detenerme más en ese tema, que no se agota con todo lo que dije, por un montón de razones de tiempo, y quiero tocar dos que ustedes tienen que conocer.

En primer lugar, ¿qué pasa con América Latina?, ¿es verdad que América Latina es una zona de paz? Ustedes tienen ahí una resolución sobre América Latina y también en la resolución sobre la guerra, una parte sobre América Latina, que señala todo el despliegue militar norteamericano en América Latina, desde la IV Flota, la Triple frontera, las bases en Colombia, la militarización extrema de México y ahora la militarización de Brasil, y la estrategia que arranca con los gobiernos nacionales y populares de América Latina de hacer de la lucha contra el narcotráfico el eje estratégico de intervención de las fuerzas armadas. La ley del antiterrorista no la introdujo Macri sino Cristina Kirchner, la ley antiterrorista la introdujo Bachelet, y no lo modifica nadie por es el eje estratégico del imperialismo. La ley antiterrorista es lo que determina la intervención de las fuerzas armadas en México y ahora la intervención militar en Río de Janeiro.

Algo más que se dijo hoy en la comisión, porque un compañero del Partido hizo una oportuna advertencia sobre la cuestión de Haití y llevó a un debate que es muy importante. Lo dijimos hace diez años, Haití es una experiencia de intervención militar con una jefatura de Brasil, subjefatura de Argentina, sostenimiento de Estados Unidos, apoyo de la ONU y hasta el apoyo de China. ¿Y qué hacían nuestros militares argentinos, brasileños y todos los demás en Haití? Hacían guerra urbana y se entrenaban en la lucha en las ciudades, además de violentar mujeres y niños todo el tiempo, lo que llevó al suicidio de un general brasileño que no pudo soportar más esa situación; además de eso, fue un campo de experimentación política de intervención militar, que ahora se aplica en parte en Río de Janeiro y que puede ser el modelo de una eventual intervención en Venezuela. Como lo dije en la comisión del Congreso, los únicos que estamos advirtiendo contra este problema somos nosotros. La camarada que tengo a mi izquierda, Romina Del Plá, ha presentado, la única, una resolución en el Congreso Nacional para condenar a Macri por reclamar el embargo a Venezuela, denunciando que es la preparación de una intervención militar, así que muy bien, compañera (aplausos).

Se ha puesto muy difícil actuar bien en relación a Venezuela, porque en Brasil y en el conjunto de América Latina ni los chavistas apoyan a Maduro. Venezuela es presentada como el demonio, aunque el Papa abolió al infierno, el infierno sigue en Venezuela, y el derrumbe de Venezuela, o sea del chavismo, es explotado para montar en alza a la derecha. Por ejemplo, Cristina Kirchner, cuando expulsaron a Gils Carbó, dijo “Macri actúa igual que Maduro, que expulsó a la procuradora de Venezuela, Luisa Ortega”. ¡Miren ustedes a la chavista Cris! Acusa al macrismo de ser chavista. Cuando destaco esa presentación en el Congreso, es que en la cueva misma, donde todo esto es más agobiante, nosotros hemos presentado una resolución política, y si la quieren discutir, que es lo que nosotros reclamamos, les damos la batalla. Nosotros, que nunca apoyamos políticamente al chavismo y que desde el primer momento denunciamos los límites insalvables del bolivarianismo.

Refundar la Cuarta

Compañeros, ustedes comprenden que en este estado de desarrollo de la crisis mundial, la importancia enorme del trabajo de la Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional. Hoy tenemos un congreso de 320/325 delegados, alguien habló de los siete que fundaron el PO, como estamos en Pascuas, temía que era por los que estaban en la última cena y esto se transformaba en un show general.

Ahora, ¿cuál es el método para hacer nuestro balance de la CRCI? Nuestro balance parte de una caracterización política. Los problemas del desarrollo de la CRCI no se deben a limitaciones organizativas. Si bien han existido en abundancia, deben ser explicadas políticamente y después deben ser aplicadas correcciones y medidas organizativas que correspondan a la nueva comprensión y a la nueva caracterización de la situación.

Nosotros no somos el primer intento internacional, obvio. Las Internacionales se han desarrollado en medio de crisis internas fenomenales, sea con la II Internacional, peor con la III Internacional y aún más con la IV. Las organizaciones internacionales sufren el impacto de la crisis, de la guerra y de la crisis de dirección del proletariado. El desarrollo de nuevas alternativas para una acción internacionalista implica una experiencia común, una lucha común que pone a prueba la homogenización política y la desarrolla. Para abreviarlo, ¿ustedes creen que había homogeneidad entre el partido bolchevique de Rusia y los partidos que integraron la III Internacional cuando se fundó? Uno había hecho la Revolución de Octubre, había aguantado la guerra civil y todo lo demás, y los demás no habían pasado de experiencias parlamentarias, tarde reaccionaron a la guerra. Es muy importante esto porque en una visión simplista nosotros habríamos tenido una crisis con el Partido Comunista de los Trabajadores de Italia, nos enfrentamos con ellos y por eso la CRCI se paralizó. ¡De ninguna manera!

En primer lugar, la CRCI es el proyecto político internacional más correctamente establecido y verificado en la práctica que cualquier otro proyecto, es el único válido, se asienta sobre la tendencia a la crisis del capitalismo y plantea, en la época de decadencia capitalista, una lucha política por el reagrupamiento de las fuerzas revolucionarias en la clase obrera a nivel internacional. ¿Qué dicen nuestros adversarios? “No, es muy difícil, el Partido Obrero siempre la hace difícil. Nosotros vamos a mandar un argentino a Venezuela, un argentino a Francia, un argentino a Holanda y vamos a crear una Internacional”, mientras otros dicen “tenemos que crear partidos amplios, porque evidentemente la situación está jodida, hay un reflujo muy grande, un retroceso, una relación de fuerzas estructuralmente desfavorable, y, entonces, todo el que quiera venir, que venga, guevaristas, ecologistas, animalistas. Partido amplios, que no reposan en un programa común y en un método de organización, sino en la acumulación de ideas contradictorias y en un empirismo práctico. 

Cuando nosotros lanzamos la refundación por la IV Internacional invitamos a todos los partidos que se declaran revolucionarios, marxistas, trotskistas, cuartainternacionalistas, a abrir un debate político con vistas a formar un partido común. A partir de cuatro principios estratégicos había que discutir un programa. Lo puede decir el compañero peruano, viene de dos partidos, porque, en ese caso, del partido inglés, que desparrama gente por todos lados y que, además es maravilloso, yo lo admiro tremendamente, porque hace entrismo en el Pasok de Grecia, diciendo que por acá pasan las masas, se quiebra el Pasok de Grecia y se forma Syriza, entonces pasa a Syriza, hace entrismo porque por aquí pasa la acción de las masas, se quiebra Syrisa, y entonces termina haciendo un frente con el PCd’I de Italia y saca el 0,01 de los votos y éste era el que quería intervenir por donde pasaban las masas. ¡Es maravilloso! No, es triste. Ese método no va, nosotros no hacemos turismo internacional, compañeros, quiero que los delegados del Partido Obrero lo sepan, vamos a una lucha política.

El PTS rechazó abrir una discusión con nosotros, en 2004, cuando hicimos el Congreso de Fundación de la CRCI con un programa, y hasta el día de hoy no ha criticado el programa y no ha ofrecido un planteamiento diferente u opuesto a ese programa, pero no tiene ningún problema en ir al NPA francés a discutir todas las estupideces de quince corrientes diferentes para tratar de llegar a una suerte de mezcolanza centrista que no tiene ni presente ni futuro. Se forma un partido donde todo el mundo puede hablar, puede venir cualquiera y todo lo demás, “ahí voy”, pero si el PO te dice que construyamos un partido común sobre la base, primero, de cinco principios y después de un debate sobre un programa, mejor no le contesto.

Nosotros hemos defendido otra construcción y, naturalmente, ha habido muchas crisis. Nosotros hemos tenido una crisis con Causa Operaria, que hoy está animando en Brasil una lista con otros sectores que han colaborado con el imperialismo, como el PT, para destruir a la corriente histórica de la izquierda del sindicato de profesores de Brasil, que es el más importante porque es nacional. Según contó Osvaldo Coggiola, hay un instructivo de la burocracia de la CUT de que hay que destruir la influencia de la izquierda en el sindicato de profesores, y ahí están metidos ellos. Entonces, cuando tuvimos una crisis por distintos motivos, nosotros simplemente defendimos una posición de principios, que ya sé que va a provocar risas en todos porque conozco la trama que hay atrás y es que tienen que pagar la cápita. Lógicamente, como ocurre en estas divisiones, el hecho parece accidental pero finalmente es una manifestación que por dos mangos no construyo la Internacional. Nosotros, en cambio, sacamos un periódico internacional, defendimos las reuniones internacionales, organizamos un congreso con traducción simultánea. Entonces, ahora, nos relanzamos con un balance de todas estas diferencias políticas. Finalmente, frente a los compañeros italianos, que querían una tribuna parlamentaria que les dejara abierto la posibilidad de un acuerdo con cualquier grupo centrista, nosotros defendimos un método muy concreto. Los compañeros reclamaban un segundo congreso y nosotros decíamos “cómo podemos hacer un congreso con vos, que nos has cumplido con ninguna de las resoluciones del primer congreso, y que además decís que no lo vas a poder cumplir. Entonces, ¿por qué voy a hacer un congreso que no cumple las resoluciones del mismo? Podremos tomar un café, donde nadie se obligado a cumplir con lo que se dice ahí. Una vez que todo esto quedó claro, el lunes y el martes próximo tenderemos la Conferencia abierta convocada por la CRCI en Buenos Aires y, el miércoles la de la CRCI como tal, para, en septiembre u octubre, decidir la convocatoria el II Congreso de la Coordinadora por la Refundación de la IV Internacional. No es un capricho, es un método (aplausos).

Quiero indicar también que nosotros siempre nos esforzamos por construir. Tenemos mucho cuidado antes de romper, nos preguntamos ¿son diferencias importantes, están bien claras, son comprensibles, separados vamos a andar mucho mejor que juntos? Los compañeros del Partido Revolucionario de los Trabajadores de Turquía y el EEK de Grecia han desarrollado una serie de conferencias euro-mediterráneas, que nos ha acercado mucho a sectores revolucionarios de los Balcanes, de Europa Oriental, inclusive un núcleo en Francia, que está presente aquí, y en el Medio Oriente. Los italianos no hicieron nada, luego de que se hubiera votado varias veces la realización de una conferencia europea, que tuviera por centro Italia.

No quiero rebajar el nivel del informe que me encargaron las comisiones internacionales con este tipo de relato, pero tenemos acá un problema de tipo político que hay que entenderlo - la crisis mundial es inmensa. Nosotros hicimos todo un análisis previéndola, cuando todo el mundo decía que acá no pasa absolutamente nada, nosotros decíamos se viene una crisis mundial de gran envergadura. Estábamos reunidos en Estambul, en junio de 2007, y en un debate declaramos que el comienzo de la bancarrota capitalista se iba a producir diez días después. En ese lapso ocurrió ese famoso Martes Negro. Es decir que nosotros trabajamos una perspectiva política y nos organizamos para desarrollar esa perspectiva, hemos sacado un periódico internacional, intervinimos en la gran crisis boliviana de 2003/2005 con una prensa. ¡No fue moco de pavo! La política del Partido Obrero y el desenvolvimiento del Partido Obrero en las luchas y entre los trabajadores también es una prueba de que es un proyecto político. ¿Por qué la CRCI es un proyecto político revolucionario? Porque nosotros hemos actuado sobre la base de las ideas de la CRCI, de la estrategia de la CRCI, de la táctica de la CRCI, que es la estrategia y la táctica del Partido Obrero, entonces, también tenemos que incorporarlo al balance político de la CRCI.

Lo que vamos a proponer, en breve plazo, es que saquemos una revista, y ustedes vieron que en el momento en que me dieron cuatro minutos para hablar, en el debate nacional hablé de la revista. Para sacar una revista tenemos que reunir a los mejores cuadros que tenemos. ¿Quién puede estar en contra de una revista? Esta va a ser una revista digital, entonces, ahora vamos a tener una reunión y vamos ver quién va a ser el comité de redacción, cómo el comité de redacción garantiza la revista digital internacional. Vamos a ser muy concretos. ¿Por qué una revista? Porque la lucha política internacional que tenemos por delante es esencialmente teórica – el carácter de la guerra, el método de la revolución mundial, la delimitación del centrismo anti-capitalista. Los problemas políticos que enfrentamos en Argentina, desde el punto de vista de las ideas, son problemas políticos que enfrenta la vanguardia en todo el mundo. Al mismo tiempo, esto fue aprobado en una reunión que ya tuvimos en Estambul, un esquema de organización que nos permita responder en tiempo real a los grandes acontecimientos internacionales o a decisiones equivalentes a eso. Estas son dos grandes tareas, porque después vamos a tener un congreso o una segunda conferencia, ahora vamos a ver, en octubre. A todo esto, y si alguien internacional que cree que me olvidé de algo, hemos agregado un punto y es que en el fin de semana largo (brasileño) del 7 de septiembre de este año, vamos a hacer el primer congreso de los compañeros brasileños en la ciudad de Brasilia ¡y tampoco es moco de pavo! (aplausos).

Porque Brasil ocupa un lugar central en la crisis política de América Latina, no puede haber una organización internacional que no tenga una participación activa en Brasil, no importa si es sólo con un periódico y algunos contactos, no importa lo primitivo del asunto pero es con ideas y programa, y que intervenga en la crisis. Porque en el PT y dentro del Psol hay quienes apoyan la intervención de las fuerzas armadas en Río de Janeiro con el mismo argumento que se usó en la vísperas del golpe de Videla, que el golpe militar venía a suprimir a las Tres A, que mataban en forma desordenada, y recuperar el control, ésos eran los argumentos del golpe. Entonces, centralizaron todo y enseguida se descentralizaron en grupos de tareas según los cuerpos del Ejército distribuidos en todo el territorio argentino.

El compañero Osvaldo informó que en Río de Janeiro se ha organizado un operativo del Ejército que recuerda a la ciudad de Johannesburgo, la capital de Sudáfrica, en la época del apartheid, en las zonas ricas y del centro de la ciudad no había negros, era toda de blancos y totalmente protegida, y en la periferia estaban los negros; entonces, contó que hay todo un cordón militar que protege a los barrios de Copacabana, Leblon, Tijuca y otros, y se ha desviado el viejo sistema de tránsito, con colectivos que pasaban por ahí que ya no pasan más, porque en los colectivos van los negros, tienen que ir por otro lugar o cambiar de colectivo, y entonces el Ejército protege la zona de tránsito de los blancos, donde no se ve a un solo negro y recluir a la población pobre en el territorio de la favela.

El PSOL, donde están todos los partidos del Frente de Izquierda de Argentina, naturalmente nosotros no, acaba de aprobar como candidato, ustedes habrán leído los artículos, a un hombre vinculado con Lula, que nunca perteneció al PSOL, pero que lo metieron porque es un lulista, debido a que la candidatura de Lula está medio complicada, y en una de ésas, como éste es un hombre relativamente popular, puede dar el gran batacazo en el segundo turno, porque han firmado un acuerdo político el PSOL; los partidos burgueses como el PDT, que es el partido Democrático Trabalhista, que tiene un candidato de la burguesía brasileña; el PCdoB, que es peor que la burguesía brasileña, un grupo completamente corrompido, que ya tiene un acuerdo político de gobernabilidad, y tienen más o menos definida una política electoral, lo que no tienen definida es una política frente al golpe de Estado en Brasil, la crisis en Brasil y la posibilidad de que no haya elecciones en Brasil, con lo cual se van a meter la política electoral en una gaveta, si los acontecimientos se precipitan en el campo de una crisis.

Como ustedes ven, la Comisión trabajado a fondo, con la convicción de que la llave maestra de la estrategia revolucionaria es una adecuada caracterización, una adecuada política internacional, y con la colaboración de los partidos de la CRCI estamos trabajando por hacer las propuestas organizativas más precisas. Nosotros estamos en contra del argentinismo internacionalista, nosotros somos internacionalistas, salvo cuando juega Argentina; convocamos al concurso de los obreros revolucionarios de todo el mundo, con el método de la clarificación política y la unidad de acción. No somos nacional-trotskistas, simplemente no queremos hacer turismo. Queremos que la Internacional será construida por la vanguardia revolucionaria de todos los países a través de una comprensión política común.

Compañeros, muchas gracias.

Sobre el Autor

Jorge Altamira

Compartir

array(10) { [0]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42499" ["imagen"]=> string(4) "jpeg" ["titulo"]=> string(174) "Declaración del Centro Socialista Balcánico Cristian Rakovski y RedMed: ¡luchemos contra la guerra del imperialismo, el sionismo y la reacción saudí en el Medio Oriente!" ["descripcion"]=> string(0) "" ["contenido"]=> string(11118) "

¡Alto a la masacre de los palestinos!
¡Abajo el estado racista sionista de Israel!
¡Por la derrota del imperialismo y el sionismo!

Tres acontecimientos se han desarrollado en el espacio de tres días incendiando Medio Oriente. El elemento trágico es el asesinato a sangre fría, el 14 de mayo, durante la "Marcha del retorno", totalmente legítima, de al menos 61 palestinos, entre ellos cinco niños, por parte del ejército israelí en la frontera de Israel y Gaza, que también dejó miles de heridos. Pero eso es solo una extensión de la desvergonzada política general de belicismo en el Medio Oriente perseguida por la administración Trump y el Israel sionista. El 12 de mayo, Donald Trump decidió retirarse del acuerdo que se firmó entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania y la Unión Europea en 2015, un acuerdo que intercambió el cese del programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones en ese país. Y el 14 de mayo, Estados Unidos abrió su nueva embajada en Jerusalén / Al Quds, reconociendo oficialmente esta ciudad histórica de singular importancia para las tres religiones monoteístas del mundo -el judaísmo, el cristianismo y el Islam, que también son actualmente las principales religiones de Medio Oriente-, como la capital del Israel Sionista, creando así un barril de pólvora listo para explotar. 

La retirada de los Estados Unidos del tratado de 2015 implica el retorno del embargo comercial y financiero a Irán, que Trump amenaza con aplicar a todas las compañías que establecen relaciones económicas y financieras con ese país, incluidas las compañías de sus aliados en el Unión Europea.

Tanto la retirada del acuerdo como el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén / Al Quds implican un apoyo significativo a las políticas de guerra del sionismo contra Irán y el pueblo palestino. Israel ya ha dado los primeros pasos en esta dirección al bombardear bases iraníes en Siria.

La decisión de Trump de retirarse del acuerdo con Irán es también un claro apoyo para Arabia Saudita, que desafortunadamente fomenta una guerra de todo tipo de grupos sectarios sunitas contra los chiítas en Oriente Medio y sus aliados Alevi, avivando las llamas de la guerra civil en Siria, librando una sangrienta guerra en Yemen contra los chiítas hutíes y amenazando con una guerra total contra Irán.

La política de Trump tiene tres ejes. Primero, es un movimiento que atiende las preocupaciones de Israel sobre el único Estado en el Medio Oriente que realmente puede desafiarlo, Irán. Desde la destrucción del régimen de Saddam Hussein a través de la invasión liderada por los Estados Unidos y el Reino Unido después de 2003, Israel ha visto a Irán como su principal antagonista en la región.

En segundo lugar, la política de Trump también anima a Arabia Saudita y sus aliados a emprender una guerra sectaria contra Irán. La brecha entre sunitas y chiitas en el Medio Oriente es realmente un taparrabo de la rivalidad entre los dos gigantes de petróleo y gas de la región, Arabia Saudita e Irán. El centro de la reacción política en el Medio Oriente, Arabia Saudita, ha construido una alianza militar sunita, llamada Alianza Militar Islámica contra el Terrorismo, para emprender una guerra contra Irán. Este tipo de guerra sectaria seguramente costará millones de vidas en todo el Medio Oriente, empezando por los países donde los sunitas y chiitas coexisten, como Irak, Líbano, Arabia Saudita, Siria y Yemen -donde la guerra sectaria ya ha costado cientos de miles de vidas.

En tercer lugar, y de manera más urgente, la provocación de los Estados Unidos sobre el estado de Jerusalén / Al Quds es una clara señal de que la administración estadounidense de Trump está totalmente detrás de las políticas reaccionarias del gobierno de Netanyahu.

Todo esto ha iniciado una nueva escalada de la tendencia imperialista a crear guerras y catástrofes.

No se debe confiar en las potencias imperialistas europeas respecto del acuerdo nuclear iraní o el destino de los palestinos. Con respecto a la retirada de Estados Unidos del tratado nuclear, Europa "lamentó" la decisión, pero eso será probablemente todo lo que harán. Gigantes como Airbus, Volkswagen, la petrolera francesa Total y otros han firmado contratos con Irán y comenzaron a entregar; sin embargo, la empresa danesa Maersk, la empresa de contenedores de envío de petróleo más grande del mundo, ya dijo que se iría gradualmente del negocio de Irán debido a las sanciones de Estados Unidos, y Total también anunció el miércoles que iba a retirarse de su participación del 50,1% en el yacimiento petrolífero South Pars 11. Esto demuestra que la decisión de los funcionarios de la UE de dar consuelo a las empresas de la UE que operan en Irán simplemente es un resguardo de apariencias y un método para rescatar a empresas más pequeñas de la bancarrota. La experiencia demuestra que estos poderes están de parte de los Estados Unidos a pesar de los desacuerdos temporales como la guerra de 2003 y la invasión de Irak. Y no debe olvidarse que Gran Bretaña y Francia han colaborado recientemente con Trump en el bombardeo aéreo de Siria y en destrozar el país.

Además de las potencias imperialistas, Rusia y China también deben cuidarse de no profundizar la guerra comercial declarada por Washington contra ellos. Trump ha diezmado al gigante ruso del aluminio Rusal, forzándolo a vender sus acciones al oligarca que era su principal accionista. Rusia no es un aliado confiable de los pueblos oprimidos de la región: el 9 de mayo, en vísperas de la apertura declarada de la Embajada de los Estados Unidos en Jerusalén, en ocasión del gran Día de la Victoria Antifascista, Netanyahu fue invitado oficial en el desfile en Moscú al lado de Putin. Esta fue una nueva puñalada en la espalda a los palestinos y todos los pueblos árabes, así como también al pueblo de Irán, en el contexto de la diplomacia secreta de este régimen bonapartista. China, por su parte, parece estar accediendo a las demandas del capital financiero internacional en relación con una apertura más profunda de sus mercados financieros.

Aunque la escalada bélica en el Medio Oriente tiene una dinámica más profunda, también ha causado una escalada de la tendencia reciente a la guerra comercial a escala mundial que Trump ha puesto en marcha.

El ascenso en las elecciones iraquíes de Moqteda al-Sadr, enemigo declarado de los EEUU., es una posible amenaza para los planes estadounidenses en la región, como ciertamente lo es la victoria de Hezbolá en las elecciones del Líbano.

El gobierno de Erdoğan en Turquía y el de Qatar están bajo la presión de los EEUU y Arabia Saudita, ya que han venido evadiendo la cuestión de Irán y se han mantenido al margen. A su vez, está aumentando el conflicto entre Turquía y Grecia, alimentando una situación de peligro. El 8 de mayo, el primer ministro griego, Tsipras, y la presidenta de la República de Chipre, Anastasiades, hicieron un trato con el asesino Netanyahu en relación con el gasoducto EastMed, agudizando la tensión en el este del Mediterráneo y entre las belicosas clases dirigentes griegas y turcas.

Se suponía que el acuerdo nuclear traería prosperidad a Irán. Sin embargo, la penetración de capital extranjero en el país en los últimos dos años no ha beneficiado a las masas trabajadoras en lo más mínimo. Por el contrario, el gobierno iraní ha seguido una política de empobrecimiento de las masas. Es por eso que una rebelión popular estalló en el país en los últimos días de 2017, y se extendió a la primera semana de 2018. El régimen iraní busca la mejor solución para los beneficios de las empresas de los mollahs y los Pastaran (“Guardias Revolucionarios”), los verdaderos beneficiarios del régimen iraní. Solo el pueblo trabajador y los pobres de Irán pueden librar una guerra efectiva contra el imperialismo y el sionismo.

Hacemos un llamamiento a la clase obrera internacional de todos los continentes para luchar contra los preparativos imperialistas de una guerra en la escala de todo el Medio Oriente.

¡Abajo las sanciones y la escalada militar contra Irán!¡Por la derrota del imperialismo, del Israel sionista y de Arabia Saudita en caso de que estalle la guerra!
Instamos a todos los países árabes y a Turquía a cortar todas las relaciones diplomáticas, militares, económicas y culturales con Israel.
¡Abajo con Israel sionista! ¡Por una Palestina democrática, secular, socialista!
¡Abajo los reinos reaccionarios, oscurantistas y racistas, los jeques y los emiratos del Golfo! ¡Por una república democrática del Golfo que dé el derecho a voto a los trabajadores extranjeros en condiciones esclavas, que forman la clase trabajadora de estos países! ¡Todo el apoyo a la lucha independiente de los trabajadores y los pobres de Irán contra el imperialismo, el sionismo y la reacción!
Llamamos a los trabajadores de los países imperialistas a intensificar la lucha de clases contra sus enemigos de clase en su propio país.
¡Expulsión del imperialismo del Medio Oriente!
¡Por una Federación Socialista de Medio Oriente y África del Norte!

Christian Rakovski Balkan Socialist Center y RedMed
Versión original en inglés: Declaration of Christian Rakovski Balkan Socialist Centre and RedMed: Fight the imperialist, Zionist and Saudi reactionary war drive in the Middle East!

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-23 19:52:22" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-23 19:58:10" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-23 19:52:22" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(3) "100" ["autor_id"]=> string(4) "8002" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(165) "declaracion-del-centro-socialista-balcanico-cristian-rakovski-y-redmed-luchemos-contra-la-guerra-del-imperialismo-el-sionismo-y-la-reaccion-saudi-en-el-medio-oriente" ["vistas"]=> string(2) "15" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(0) "" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(165) "declaracion-del-centro-socialista-balcanico-cristian-rakovski-y-redmed-luchemos-contra-la-guerra-del-imperialismo-el-sionismo-y-la-reaccion-saudi-en-el-medio-oriente" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [1]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42498" ["imagen"]=> string(3) "jpg" ["titulo"]=> string(20) "Adónde va Venezuela" ["descripcion"]=> string(42) "Escriben Martín Sánchez y Jorge Altamira" ["contenido"]=> string(11909) "

Los seis millones de votos que obtuvo Maduro en la elección del pasado domingo implican un fuerte retroceso respecto a la elección constituyente del año pasado – con la reserva de que muchos observadores señalaron que sus datos estaban inflados. Incluso si se tienen en cuenta las cifras oficiales, la caída del domingo pasado fue superior al 30 por ciento. La abstención fue elevada – la menor participación desde 1958. Sobre el total del padrón, los votos por Maduro no superaron el 35%: el “chavismo plebiscitario” es un recuerdo lejano. El resultado es todavía más pobre si se considera el despliegue del clientelismo punteril, en un país asolado por la necesidad. A pesar de la instalación de 12 mil “puntos rojos” a la salida de los comicios, para escanear “los carnets de la Patria”, que permiten el acceso a una canasta de productos racionados, el chavismo hizo la peor elección de su historia.

Incluso con estos resultados, el ‘madurismo’ es el único poder existente en Venezuela. Es un poder en manos casi exclusivas del alto mando militar. La alternativa opositora de la MUD se ha desvanecido, como consecuencia, en primer lugar, de la incapacidad para ofrecer una salida a las fuerzas armadas. El mando militar se encuentra acosado por denuncias de corrupción, a nivel internacional, pero más allá de esto debe cuidar que una salida traumática a la inmensa crisis por la que atraviesa Venezuela, no desate un estallido social y destruya la cohesión militar.

La oposición de derecha debería ofrecer, como alternativa política, la seguridad de un plan internacional de rescate de la economía venezolana, que se ha calculado en u$s200 mil millones, cuando lo que tiene enfrente son acreedores y fondos buitres que se han coaligado para obtener el lucro más alto para cuando se produzca el deseado ‘cambio de régimen’. Al mismo tiempo, Venezuela es un sitio privilegiado de la guerra económica internacional, debido a la necesidad que tiene de reestructurar y reactivar sus recursos petroleros. La Cuenca del Orinoco es disputada por las compañías norteamericanas, de un lado, y las europeas, rusas y las chinas, del otro. La última decisión de Trump, de prohibir la venta de activos venezolanos en el exterior, apunta a evitar que Maduro entregue a Rosneft – la petrolera rusa – la red de Citgo, la expendedora de petróleo de Pdvsa, en Estados Unidos. El tamaño de la crisis de Pdvsa se mide en el hecho que, de acuerdo a los especialistas, la suba espectacular del precio del barril del petróleo en los últimos meses, obedece a la caída de la producción de Venezuela, de 2,5 a 1.5 millones de barriles diarios. Cuatro de las cinco refinerías de Pdvsa se encuentran fuera de servicio y el servicio de la deuda con proveedores está paralizado.

Economía y política

Entre 2014 y 2017 la economía venezolana acumuló una contracción del 33,4%, por un lado por la caída fenomenal del precio del petróleo en ese período, por el otro por el desmadre de la gestión burocrática de la petrolera y del Estado; las denuncias de una corrupción fabulosa, vienen de afuera como de adentro del régimen político. Las expectativas para este año no son mejores, incluso a pesar de la suba de los precios internacionales del petróleo, debido a ese desmadre. Venezuela tiene la tasa de extracción más baja del mundo: solo es capaz de comercializar cada año el 0,5% de sus reservas probadas, a pesar de haber firmado acuerdo de asociación con el 95% de los monopolios internacionales. Más todavía que en Brasil, estos acuerdos son insatisfactorios para los monopolios – incluidos los rusos y chinos – debido a que reservan el control operacional en manos de la petrolera estatal. Las negociaciones de Maduro con Rosneft, acerca de la explotación de la cuenca del Orinoco, apuntan a poner fin a esta situación – como ya ocurre en el Arco Minero, donde las privatizaciones son irrestrictas.

PDVSA posee incumplimientos por 3 mil millones de dólares y acaba de perder un litigio por la nacionalización, hace varios años, de la empresa Conoco Philips, por dos mil millones de dólares. La misma situación atraviesa la industria minera: se les deben 1500 millones a compañías por expropiaciones no pagadas, algo que en el caso de la minera Rusoro ya tiene dictamen favorable en tribunales; a Crystallex, una minera canadiense y a otras como Gold Reserve se les debe cerca de 3.000 millones más.

Los acreedores internacionales no han salido a plantear la “aceleración” de los contratos de deuda, o sea su pago integral, como consecuencia del ‘defol’. Esto la habilitaría a pedir el secuestro de propiedades y/o cargamentos de petróleo en el exterior, o incluso el embargo de los más de 40 mil millones de dólares en activos que posee Venezuela fuera del país. EEUU y la Unión Europea han prohibido la colocación de deuda de Venezuela en los mercados internacionales, pero no la negociación de la deuda existente. Aunque sorprenda a muchos, esta deuda se transa en gran volumen y a un precio que se estima elevado (subió de 25 centavos a 33 desde febrero), debido a las expectativas en una caída del gobierno, que se calcula “en meses”. Esto sobrevendría de un embargo o bloqueo del comercio exterior de Venezuela. De acuerdo al corresponsal de La Nación (23.5), el continuismo de Maduro “echar(on) por tierra los acercamientos secretos de los últimos meses con la administración republicana”. Como parte de estos “acercamientos”, Maduro postergó las elecciones de abril a mayo y alentó la presencia electoral de Henri Falcón, un ex del chavismo, y luego fundador de la MUD.

La derecha y el imperialismo

La derecha se encuentra en un estado de desorientación política. Es el resultado de los fracasos de las intentonas golpistas e intervencionistas del pasado, por un lado; y de la incapacidad de hacerse una base popular para vencer en las urnas al chavismo, por el otro. Henry Falcón se presentó como una falsa salida a este impasse.

Una nueva pista para la derecha venezolana podrá aparecer como consecuencia del derrumbe del madurismo. Desde antes de la campaña electoral, el gobierno dio indicios de una salida a la crisis monetaria (hiperinflación), cuando lanzó el petro – una moneda digital que tenía como garantía el barril de petróleo. Aunque los críticos la denunciaron como un intento de fugar dinero o de negociar la deuda pública a pesar de las prohibiciones, señalaba un planteo de dolarización de la economía, algo que enseguida sería el eje de campaña de Falcón. El reemplazo del bolívar por el dólar debía ir acompañado con el cese de la financiación monetaria del Tesoro, por un lado, y de los cortes de gastos sociales y la privatización integral del petróleo, por el otro. En los ambientes financieros, muchos se preguntan si el aseguramiento de la reelección de Maduro no es, precisamente, el paso previo a la dolarización. Es un punto en el cual Putin y Xi Jing Pin estarían por completo de acuerdo. El FMI y los Tesoros de los países principales serían llamados a financiar el cambio de moneda y la reestructuración del Banco Central. Sería la contraseña para un reingreso de la derecha a la cancha, pero dividida. La dolarización dejaría al desnudo la inmensa confiscación que han sufrido los trabajadores de Venezuela, a manos del gobierno ‘nacional y popular’. Es la salida que impulsa la derecha continental, que vería acompañada con una probable elección en un plazo a pactar. El ecuatoriano Correa, un K, conservó la dolarización impuesta al país por gobiernos previos, asesorados por Cavallo.

La clase obrera y la izquierda

A pesar de luchas cotidianas y peleas de todo orden, la clase obrera de Venezuela es la clase más alejada a la hora de ofrecer una salida política. La confusión que ha creado el chavismo en sus filas, a la que suma el proto chavismo de la totalidad de la izquierda, en el ‘período revolucionario’ del régimen, ha sido pagada muy caro. La transición política que iniciará el giro de la crisis, deberá crear un nuevo escenario y nuevos realineamientos políticos. Las organizaciones obreras independientes del Estado tienen el desafío de ofrecer un programa transicional para la nueva etapa y convocar en torno a él al conjunto de la clase obrera. La crisis en Venezuela se desarrollará en un nuevo cuadro mundial y latinoamericano, como lo demuestran las crisis de Brasil, por un lado, y Nicaragua, por el otro – así como el naufragio del macrismo y las luchas obreras en Argentina.

Es necesario, como nunca, una conferencia latinoamericana de la izquierda que lucha por la independencia política de los trabajadores y por la dirección política de la clase obrera. Servirá para ofrecer conclusiones de conjunto para las masas en lucha y para abrir una perspectiva antagónica al capitalismo y sus crisis.

 

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-23 17:27:50" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-23 17:27:50" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-23 17:27:50" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(1) "9" ["autor_id"]=> string(4) "8001" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(21) "adonde-va-venezuela-5" ["vistas"]=> string(3) "191" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(34) "Más allá de las ‘elecciones’" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(21) "adonde-va-venezuela-5" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [2]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42471" ["imagen"]=> string(3) "jpg" ["titulo"]=> string(44) "Paro de 48 horas de los maestros colombianos" ["descripcion"]=> string(0) "" ["contenido"]=> string(4144) "

Los maestros colombianos desarrollaron un paro nacional de 48 horas con movilizaciones el 10 y 11 de mayo pasados en reclamo de mejoras en el servicio de salud y del cumplimiento del acuerdo suscripto por el gobierno en 2017.

El año pasado, los docentes colombianos llevaron a cabo una huelga de 37 días que se levantó tras un acuerdo que establecía el compromiso de una bonificación salarial progresiva hasta 2020, una nivelación salarial, modificación del sistema de reparto de recursos entre el Estado nacional y las provincias, cambios en el sistema de pre-escolar, cumplimiento de condiciones para la implementación de la jornada extendida (comedores, etc.), entre otras.  Como resultado del incumplimiento de ese acuerdo, la Fecode (Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación) convocó un paro en febrero y ahora esta medida de 48 horas que incluyó a varias decenas de miles de docentes movilizados en Bogotá (20 mil personas, según el sindicato), Medellín, Bucaramanga, Cali y Barranquilla. Las demandas de padres y docentes muestran el derrumbe del sistema educativo colombiano: falta de maestros, problemas con el transporte escolar, robos en las escuelas, dificultades en la implementación del Plan de Alimentación Escolar, entre otros.

Con respecto al servicio de salud, que está en el centro de los reclamos, se observan demoras en la atención, dilación en la entrega de medicamentos, negación de ciertos tratamientos. Un boletín de febrero de la Fecode indica que “los pacientes oncológicos denuncian la interrupción de sus tratamientos y la no entrega de medicamentos; y los hijos e hijas con necesidades especiales de docentes están viendo truncada su atención, por nombrar solo algunos inconvenientes”.

El sueldo de un docente colombiano (bajo decreto 1278) no llegaba a los 400 dólares el año pasado, según el presidente de la Fecode (Noticias Caracol, 31/5/17). Durante la huelga de 2017, el gobierno de Juan Manuel Santos impuso por decreto un aumento de 8.75% con la intención de poner fin al conflicto, pero éste se prolongó. A lo largo de aquel conflicto, además, tres maestros fueron asesinados (lo que podría estar relacionado con la medida de fuerza).

La orientación de la directiva sindical es de conciliación con el gobierno de Santos. Insiste en llamados a la negociación que son desoídos por la administración central. Como el grueso de las organizaciones sindicales, la Fecode se encuentra alineada con la  candidatura presidencial del centroizquierdista Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá, para las elecciones del 27 de mayo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Mayo de grandes luchas obreras en China

 

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-22 15:08:01" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-22 15:59:02" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-22 15:08:01" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(2) "11" ["autor_id"]=> string(4) "7982" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(44) "paro-de-48-horas-de-los-maestros-colombianos" ["vistas"]=> string(3) "319" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(0) "" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(44) "paro-de-48-horas-de-los-maestros-colombianos" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [3]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42470" ["imagen"]=> string(3) "jpg" ["titulo"]=> string(39) "Mayo de grandes luchas obreras en China" ["descripcion"]=> string(0) "" ["contenido"]=> string(3401) "

“Este es el primer caso de semejante acción colectiva a escala nacional de trabajadores industriales en China por más de una década. Puede que sea la primera instancia de este tipo en la historia”, señaló el especialista en relaciones laborales Wang Jiangsong (China Labour Bolletin, 17/5) sobre la enorme huelga de operadores de grúas realizada en el Día Internacional del Trabajador, que fue el puntapié para una serie de protestas de corte nacional en China a lo largo de mayo. Las huelgas se extendieron por 30 ciudades en demanda de mejoras salariales, regularización contractual y el pase de la jornada laboral de 12 horas promedio a 8.

Los trabajadores se dieron como método organizativo el contacto y debate por aplicaciones móviles (como WeChat, el Whatsapp chino), frente al abandono del burocrático sindicato oficial. A los pocos días comenzaron las huelgas en por lo menos cinco ciudades de los conductores de camionetas de la empresa de mensajería Lalamove (un gigante hongkonés que opera en más de 100 ciudades asiáticas) frente a rebajas del pago por entrega. Las acciones, que se extendieron por dos semanas, incluyeron caravanas con camionetas, como la que tuvo lugar en la ciudad de Shenzhen, en donde también se reclamó contra el aumento de los combustibles y el hecho de que los propios conductores deben sostener el mantenimiento de sus vehículos.

Finalmente se encuentran los conflictos en curso de Apple 2003 y Yihao Jiaju, empresas de diseño de interiores que cerraron sus puertas repentinamente dejando a los empleados en la calle y con deudas salariales. Estas han dado lugar a protestas en al menos doce ciudades, en las cuales los empleados contaron con la solidaridad de clientes y proveedores.

El gobierno chino, desafiado, enfrenta los procesos huelguísticos por medio de la represión y tratando de poner bajo el ala de la burocrática Federación Nacional de Sindicatos a los sectores obreros que levantan cabeza.

La clase obrera china se enciende.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Paro de 48 horas de los maestros colombianos

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-22 15:06:06" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-22 15:11:39" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-22 15:06:06" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(2) "10" ["autor_id"]=> string(4) "7981" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(39) "mayo-de-grandes-luchas-obreras-en-china" ["vistas"]=> string(3) "587" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(0) "" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(39) "mayo-de-grandes-luchas-obreras-en-china" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [4]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42380" ["imagen"]=> string(4) "jpeg" ["titulo"]=> string(57) "Marchas y repudio a la masacre contra el pueblo palestino" ["descripcion"]=> string(0) "" ["contenido"]=> string(7683) "

El Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino se movilizó esta tarde a la Embajada de Israel en repudio a la masacre de más de 60 palestinos ocurrida ayer en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel.

La protesta, en la que participaron organizaciones de izquierda y de Derechos Humanos, fue parte de una ola de movilizaciones de repudio a nivel internacional, que incluyó a países europeos, Turquía, Líbano y Sudáfrica. Aunque minoritarias, hubo también protestas en Tel Aviv. En el territorio palestino se desenvolvió una huelga que paralizó los colegios, universidades, el comercio y las industrias. La represión a las protestas de hoy en esa región se cobró una nueva víctima.

En la concentración frente a la Embajada en Buenos Aires se leyó un documento y dirigió la palabra Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo. El legislador del PO-Frente de Izquierda por la Ciudad, Gabriel Solano, estuvo presente y señaló que “lo que se está llevando adelante es la solución final que aplica el estado sionista junto al imperialismo contra el pueblo palestino, tanto en Cisjordania como en Gaza”. Y cuestionó al gobierno de Macri, que al momento de esta masacre negociaba con Trump las condiciones del salvataje del FMI.

 
Repudio al ataque sionista

Estamos movilizándonos a la embajada de Israel en repudio a la matanza que se está perpetrando contra el pueblo palestino

Posted by Gabriel Solano on Tuesday, May 15, 2018

La masacre de ayer, precisamente, coincidió con la inauguración de la nueva embajada norteamericana en Jerusalén, ciudad que Donald Trump “reconoció” unilateralmente como capital de Israel, en una descarada provocación contra los pueblos árabes, como parte de la escalada belicista que el imperialismo desarrolla contra Siria, Irán y en toda la región.

La matanza contra una movilización a la frontera de 40 mil palestinos es la más mortífera de las que el ejército sionista provocó contra las marchas por el retorno, que comenzaron hace algunas semanas en las vísperas del 70 aniversario de la fundación del Estado de Israel y de la Nakba, que recuerda cada 15 de mayo el desalojo de cientos de miles de palestinos y la destrucción de cientos de aldeas.

En total, el ejército sionista ha fusilado con armas de fuego a 114 manifestantes y ha herido a varios miles en las protestas de estas semanas. El editorial del diario israelí Haaretz (15/5) dice sobre la protesta de ayer: “ningún soldado o residente israelí resultó herido. Israel, por otro lado, actuó contra los manifestantes desarmados con disparos de francotiradores”.

Ese mismo editorial constata que las represiones no surten efecto porque esa población “no tiene nada que perder”. En efecto, la Franja de Gaza es una prisión a cielo abierta: cercada por Israel y Egipto, “alrededor del 80 por ciento de la población depende de la asistencia humanitaria y  experimenta apagones regulares y alto desempleo” (Al Jazeera, 30/3), del orden del 40%.

A la par, el gobierno de Netanyahu ha profundizado la política de construcción de asentamientos en Cisjordania, cuyo territorio está en un 60% bajo control civil y policial de Israel. “La Administración Civil de los militares está planeando una oleada de asentamientos judíos en el Valle del Jordán. En diciembre pasado, el Ministerio de Vivienda anunció que 10.000 nuevos habitantes se mudarían a la región” (Al Monitor, 10/5).

Esta política de colonización ha convertido al territorio palestino en un conjunto de cantones aislados y vigilados militarmente.

Denunciamos la opresión del sionismo contra el pueblo palestino y la guerra imperialista en Medio Oriente. Por una Palestina única, democrática, laica y socialista. Por una federación socialista de estados del Medio Oriente.

Te puede interesar: Trump y Netanyahu escalan la guerra imperialista en Medio Oriente

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-15 22:36:45" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-15 22:47:19" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-15 22:36:45" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(3) "100" ["autor_id"]=> string(1) "1" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(57) "marchas-y-repudio-a-la-masacre-contra-el-pueblo-palestino" ["vistas"]=> string(4) "1196" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(0) "" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(57) "marchas-y-repudio-a-la-masacre-contra-el-pueblo-palestino" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [5]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42367" ["imagen"]=> string(3) "jpg" ["titulo"]=> string(41) "Marcha contra la masacre sionista en Gaza" ["descripcion"]=> string(66) "A las 17hs, desde Av. De Mayo y 9 de Julio a la embajada israelí." ["contenido"]=> string(2785) "

El Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino convoca a una movilización esta tarde frente a la embajada de Israel –ubicada en Chacabuco y Avenida de Mayo, pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires– para repudiar la masacre que las tropas sionistas están ejecutando en este momento contra el pueblo palestino. Además, se reclamará que Argentina “rompa todo vínculo diplomático y comercial con el régimen segregacionista de apartheid israelí”, de acuerdo a lo que difundieron en una gacetilla de prensa.

El gobierno de Netanyahu reprimió, a sangre y fuego, la “marcha del retorno”, que los palestinos desarrollan desde hace siete semanas en reclamo por el derecho a retornar a sus hogares, de los cuales fueron expulsados hace 70 años, tras la creación del Estado de Israel. Hasta ayer, el ejército israelí había matado a 58 palestinos, entre ellos niños y niñas, en la frontera de Gaza. Hay más de dos mil heridos. El punto más alto de esta masacre coincidió con la inauguración de la nueva embajada norteamericana en Jerusalén, ciudad que Donald Trump “reconoció” unilateralmente como capital de Israel, en una descarada provocación contra los pueblos árabes, como parte de la escalada belicista que el imperialismo desarrolla contra Siria y en toda la región.

Ayer, el legislador del Partido Obrero-Frente de Izquierda, Gabriel Solano presentó en la Legislatura un repudio a la matanza que Israel está perpetrando en Jerusalén y la Franja de Gaza.

“Hoy, todos los medios de comunicación informan la mudanza de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén. Lo que ocultan es que ese acto se está llevando a cabo sobre una verdadera matanza en Gaza, contra los palestinos que protestan hace semanas contra el bloqueo que hace más de una década imponen al territorio Israel y Egipto. Aviones militares han lanzado panfletos con la amenaza de que quienes se acerquen a la frontera pondrán en peligro su vida, asegurando que seguirán adelante con esta exterminio”.

“El festejo que preparan Trump y Netanyahu se da sobre un río de sangre de trabajadores palestinos que expresa brutalmente su política. El silencio de Macri frente a la matanza sionista lo convierte en cómplice de Netanyahu y Trump. El accionar criminal de ambos gobiernos debe repudiarse y ser denunciado en todo el mundo para parar la matanza de jóvenes y trabajadores palestinos”, señaló Solano.

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-15 15:40:30" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-15 22:53:31" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-15 15:40:30" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(3) "100" ["autor_id"]=> string(1) "1" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(41) "marcha-contra-la-masacre-sionista-en-gaza" ["vistas"]=> string(4) "1878" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(66) "A las 17hs, desde Av. De Mayo y 9 de Julio a la embajada israelí." ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(41) "marcha-contra-la-masacre-sionista-en-gaza" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [6]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42361" ["imagen"]=> string(4) "jpeg" ["titulo"]=> string(49) "Solano: "Repudiamos la matanza de Israel en Gaza"" ["descripcion"]=> string(0) "" ["contenido"]=> string(1620) "

El legislador del Frente de Izquierda Gabriel Solano presentó en la Legislatura un repudio a la matanza que Israel está perpetrando en Jerusalén y la Franja de Gaza.


Solano dijo: “Hoy, todos los medios de comunicación informan la mudanza de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalen. Lo que ocultan es que ese acto se esta llevando a cabo sobre una verdadera matanza en Gaza. El ejercito israelí ha asesinado a tiros a 52 palestinos y dejado más de 1700 heridos -de bala, balas recauchutadas, ametralladoras, golpes y asfixia-, que protestan hace semanas contra el bloqueo que hace más de una década imponen al territorio Israel y Egipto. Aviones militares han lanzado panfletos con la amenaza de que quienes se acerquen a la frontera pondrán en peligro su vida, asegurando que seguirán adelante con esta exterminio ”

“En esa situación Trump decidió inaugurar su nueva embajada en el aniversario de la creación del Estado de Israel en la que cientos de miles de palestinos fueron expulsados de sus tierras, una provocación contra la nación palestina. El festejo que preparan Trump y Netanyahu se da sobre un rio de sangre de trabajadores palestinos que expresa brutalmente su política. El silencio de Macri frente a la matanza sionista lo convierte en cómplice de Netanyahu y Trump. El accionar criminal de ambos gobiernos debe repudiarse y ser denunciado en todo el mundo para parar la matanza de jóvenes y trabajadores palestinos.”

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-14 23:47:09" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-15 15:57:25" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-14 23:47:09" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(3) "100" ["autor_id"]=> string(1) "1" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(46) "solano-repudiamos-la-matanza-de-israel-en-gaza" ["vistas"]=> string(4) "1074" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(0) "" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(46) "solano-repudiamos-la-matanza-de-israel-en-gaza" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [7]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42342" ["imagen"]=> string(4) "jpeg" ["titulo"]=> string(65) "Trump y Netanyahu escalan la guerra imperialista en Medio Oriente" ["descripcion"]=> string(31) "Declaración del Partido Obrero" ["contenido"]=> string(6830) "

Donald Trump ha decidido retirar a los Estados Unidos del Tratado que bloquea el desarrollo nuclear de Irán, a pesar de la oposición de Francia, Gran Bretaña, Alemania, China y Rusia.

Esto significa el retorno al bloqueo comercial y financiero de Irán, que Trump extiende a todas las grandes potencias que desarrollan negocios con el régimen de los Ayatollah. Es un paso enorme en el desarrollo de la guerra económica que se ha desatado en la economía capitalista mundial.

English Version

Los ministros de Trump han dicho con toda claridad que el propósito es derrocar al régimen iraní, como ocurrió en Irak y Libia, y como intentan hacerlo en Siria.

También significa un apoyo fundamental a la política de guerra del sionismo contra el pueblo palestino y contra otras naciones árabes en el Medio Oriente. Israel  está aprovechando este cuadro para avanzar en una escalada militar y acaba de bombardear las bases iraníes en Siria.

La decisión de Trump es un apoyo también  a la monarquía financiera-feudal de Arabia Saudita, que está desarrollando una guerra de exterminio en Yemen y amenaza con la guerra a Qatar y a Irán.

Las otras potencias signatarias han respondido que seguirán defendiendo el acuerdo con Irán, pero ya se han lanzado a una ofensiva política para que ese país ceda a las extorsiones de Trump. Les desespera defender los grandes negocios que sus monopolios están haciendo allí. Una capitulación de Irán convertiría al imperialismo yanqui, al sionismo y a los jeques de la península arábica en dueños del Medio Oriente. Gran Bretaña y Francia colaboran con Trump en el bombardeo sistemático contra Siria y en los planes para balcanizar su territorio.

El bloqueo a Irán ha producido un aumento enorme de los precios del petróleo, que beneficia a Arabia Saudita y a los monopolios norteamericanos de combustible no convencional, y perjudica a la Unión Europea y los importadores del resto del mundo. Es otro golpe a las deterioradas condiciones de vida de las masas. Las petroleras rusas recogen las migajas de este aumento.

Rusia y China también procuran apaciguar al monstruo de Washington, para amortiguar la guerra comercial que Estados Unidos ha iniciado contra ellos. Trump acaba de aniquilar al monopolio mundial del aluminio, la rusa Rusal, obligando a vender sus acciones al oligarca ruso que detenta la mayoría del capital. China, incluso por intereses propios, cede a las exigencias de una mayor apertura de su mercado financiero al capital internacional.

Durante los dos años de vigencia del tratado, el gobierno iraní ha llevado adelante una implacable política de empobrecimiento de los trabajadores y de enriquecimiento de los clanes clericales y la burguesía. Desde enero pasado crecen las huelgas obreras en Irán, contra los despidos y las quiebras bancarias. El tratado nuclear no abrió ninguna perspectiva de mejoras para los explotados ni para el país.

El repudio de Trump al tratado de congelamiento nuclear con Irán inicia una nueva escalada de guerras y catástrofes internacionales.

Por una campaña internacional contra la guerra

Llamamos a impulsar una campaña internacional común de la clase obrera contra la guerra imperialista.

¡Abajo el bloqueo económico y la escalada militar contra Irán!

Abajo el Estado sionista, por el derecho al retorno del pueblo palestino.    

Llamamos a los obreros de los estados imperialistas a redoblar la lucha contra los enemigos de clase en su propio país.

Convocamos a apoyar la lucha de clases del proletariado de Irán contra las patronales y el régimen clerical.

Fuera el imperialismo del Medio Oriente. Por una Federación de Repúblicas Socialistas.

 

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-12 21:09:32" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-21 16:40:05" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-12 21:09:32" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(3) "100" ["autor_id"]=> string(4) "1891" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(65) "trump-y-netanyahu-escalan-la-guerra-imperialista-en-medio-oriente" ["vistas"]=> string(4) "2255" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(31) "Declaración del Partido Obrero" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> string(0) "" ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(65) "trump-y-netanyahu-escalan-la-guerra-imperialista-en-medio-oriente" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } [8]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42298" ["imagen"]=> string(3) "jpg" ["titulo"]=> string(35) "Nuevo salto en la escalada bélica " ["descripcion"]=> string(49) "Estados Unidos rompe el acuerdo nuclear con Irán" ["contenido"]=> string(9131) "

La salida de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán es un salto en el escenario bélico del Medio Oriente. Trump ni siquiera pudo apelar a la excusa, como hizo en el pasado frente a otros conflictos, de que el pacto nuclear haya sido violado. Todas las potencias firmantes, incluido Estados Unidos, reconocen que el acuerdo venía siendo respetado por Irán, con lo cual el abandono del mismo pone más al descubierto la provocación en marcha.

English versionVersione italiana

La Casa Blanca reprocha que el pacto no limita el desarrollo misilístico y de otras armas del país persa. Pero el eje de la movida apunta en otra dirección: forzar al retiro de Irán de Siria y un repliegue en su injerencia en la región. Importa señalar que Hezbollah acaba de obtener un triunfo resonante en el Líbano y las elecciones inminentes en Irak anticipan la consolidación en el poder de los proiraníes.

La guerra contra Isis culminó con un fortalecimiento del régimen de Al Assad y una consolidación de la presencia de Rusia, Irán y, en menor medida, de Turquía. El mapa de la posguerra lo diseñan hoy Teherán, Moscú y parcialmente Ankara, sin la intervención de Estados Unidos y sus aliados. Este escenario pretende ser alterado por Trump.

Por lo pronto, la decisión norteamericana es el guiño que venían esperando Israel y Arabia Saudita, países respaldados por Occidente que disputan con Irán la hegemonía en la región para poner en marcha una escalada militar. Un anticipo de esta amenaza se produjo a fines de abril, con un bombardeo presuntamente israelí a dos bases de ese país. La acción fue mucho más grave que el reciente bombardeo que hizo Estados Unidos con Gran Bretaña y Francia. El ataque causó la muerte de al menos dos docenas de oficiales iraníes y, en estas horas, trascendió otra operación israelí en territorio sirio. Esto se combina con un recrudecimiento de la ofensiva contra la población palestina, concentrada, en primer lugar, en la Franja de Gaza que viene siendo blanco de un hostigamiento implacable por parte de las tropas israelíes.

La ruptura del acuerdo va unida a la puesta en marcha de sanciones económicas. La asfixia económica pretende asestar un fuerte golpe al régimen iraní, cuya economía ya está deteriorada.

La expectativa de que la aproximación a Occidente como resultado del pacto permitiría un florecimiento económico se ha visto desmentida y la declinación de las condiciones de vida ha continuado hasta un punto tal que ha terminado provocando un estallido popular, a finales del año pasado. Una suerte de embargo sería el preludio de una intervención militar. Las sanciones anunciadas contra Irán se complementan con las que la Casa Blanca viene aplicando contra Rusia. Las represalias económicas tienden a forzar al régimen de Putin a un reparto en nuevos términos de Siria y de la región.

Europa

Pero el anuncio de sanciones, asimismo, es un tiro por elevación contra la Unión Europea. Trump hizo caso omiso a las peticiones de Macron y de Merkel, que viajaron hace pocos días a Washington, de que no se retirara del pacto. A este pedido se sumó también la premier británica Theresa May. Los tres países europeos ratificaron la firma y su participación en el acuerdo nuclear. Esto sube un peldaño más la tensión internacional en el marco de la guerra comercial que enfrenta Estados Unidos con Europa.

Importa destacar que Washington impondrá sanciones a las empresas europeas que no abandonen sus negocios en Irán. Este hecho podría precipitar una huida de ese país. Eso incluye no sólo a las petroleras sino también a las compañías de buques, aseguradoras y bancos. Esto comprometería seriamente la producción y la exportación petrolera del país persa, cuyo principal destinatario son precisamente los países europeos.

La Unión Europea estudia desde hace meses cómo puede hacer que las sanciones estadounidenses no afecten a sus empresas. Se trataría de usar algún procedimiento legal que evite que las empresas europeas sufran sanciones extraterritoriales estadounidenses y de abrir líneas de crédito en euros desde el Banco Europeo de Inversiones para apoyar a las empresas europeas con actividades en Irán.

Hay una coincidencia entre los analistas de que la imposición de sanciones a las empresas europeas crearía “la mayor división entre Europa y Estados Unidos desde que el ex presidente estadounidense George W. Bush declaró la guerra a Irak en 2003” (Clarín, 3/5).

La decisión norteamericana en torno de Irán ha puesto a Europa a la defensiva, que es, por otra parte, lo que viene ocurriendo en otros planos, como ha sucedido con el aumento de las tarifas del acero y del aluminio, la reforma tributaria o el abandono de los acuerdos climáticos de París. Los europeos advierten que una crisis ascendente en Medio Oriente no sólo los expone a las represalias y a un guerra comercial de consecuencias imprevisibles sino que, entre otras cosas, podría terminar provocando un nuevo aluvión de refugiados de alcance explosivo.

Irán

En las próximas semanas habrá que estar atentos también a la evolución interna en Irán. El presidente iraní, Rohani, pretende contrarrestar la presión norteamericana recostándose en las potencias europeas. Ha señalado que se seguirá respetando el acuerdo. Pero esta política puede terminar siendo un arma de doble filo. La Unión Europea apunta a una negociación con Irán, cuyo núcleo consistiría en “restaurar las vías de inversión a cambio de una adenda en el pacto original” (ídem). Aunque Trump rechazó esta opción, el núcleo de ese “agregado” está en sintonía con las demandas del magnate yanqui y estribaría en poner un límite en el programa de misiles balísticos de Irán y a su accionar en la región, en particular en Siria, Irak y Yemen. Por lo pronto, los líderes europeos pidieron a Irán que muestre “contención en su respuesta a la decisión estadounidense”.

Esta tentativa por salvar el pacto puede terminar en un fiasco. Si esto ocurre, sería un golpe para el ala moderada del régimen (que es la que gobierna), que ha sido uno de los artífices de estos acuerdos y, como contrapartida, podría levantar cabeza el sector ultranacionalista desplazado del poder. Por supuesto, no se puede descartar que, colocado entre la espada y la pared, el propio Rohani pegue un giro. Por lo pronto, la ofensiva de Trump podría reavivar un sentimiento antiimperialista y/o “quizás un nuevo deterioro de la economía, podría multiplicar las protestas situando el país al borde de la confrontación civil” (La Nación, 9/5).

Conclusión

La decisión de Trump de mandar al tacho de basura el pacto con Irán muestra el carácter efímero de estos compromisos. Estamos ante equilibrios precarios, que son la antesala de nuevos ataques. 

Nos encontramos frente a un escenario convulsivo dominado por grandes crisis internacionales, rivalidades, guerras comerciales y tendencias a la guerra, golpes y rebeliones populares, que tienen como telón de fondo la bancarrota capitalista que hace su trabajo implacable de topo.

Este escenario coloca al rojo vivo la necesidad de una campaña internacional común de la clase obrera contra la guerra y poner en pie una Internacional revolucionaria, la IV Internacional.

¡Abajo el imperialismo y las guerras imperialistas!

Por la autonomía nacional de Siria y de todos los Estados del Medio Oriente. Por una Federación de Repúblicas Socialistas.

Abajo el Estado sionista, por el derecho al retorno del pueblo palestino.

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "7" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-10 01:57:01" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-11 20:10:33" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-10 01:57:01" ["numero_id"]=> string(3) "653" ["peso"]=> string(2) "30" ["autor_id"]=> string(3) "272" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(33) "nuevo-salto-en-la-escalada-belica" ["vistas"]=> string(3) "842" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(49) "Estados Unidos rompe el acuerdo nuclear con Irán" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> NULL ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(33) "nuevo-salto-en-la-escalada-belica" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> string(4) "1501" ["origen"]=> string(7) "noticia" } [9]=> array(29) { ["id"]=> string(5) "42294" ["imagen"]=> string(4) "jpeg" ["titulo"]=> string(48) "El boicot de Trump al acuerdo nuclear con Irán " ["descripcion"]=> string(22) "Escribe Jorge Altamira" ["contenido"]=> string(8146) "

En un lapso de pocos días desfilaron por Washington el presidente de Francia, Emmanuel Macron, la primera ministra de Alemania, Ángela Merkel y el ministro de exteriores de Gran Bretaña, Ben Johnson, sin resultados. No lograron disuadir a Trump, que, el martes 8, decidió retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, que habían firmado también Rusia y China.

English versionVersione italiana

Trump miente 

Ante los informes contundentes de la Agencia Internacional de Energía e incluso del Pentágono, de que las cláusulas del tratado eran cumplidas a rajatabla por las autoridades iraníes, Trump decidió acompañar al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, que había alegado que “Irán miente” – algo que fue enseguida refutado por los principales especialistas en el asunto y los editoriales de los principales diarios de las metrópolis involucradas. De acuerdo a Trump, el plazo limitado de vigencia del acuerdo permitiría a Irán desarrollar un armamento nuclear a su vencimiento; el tratado no contemplaría el desarrollo de misiles que podrían servir para portar cabezas nucleares; y, fuera del tema nuclear, Irán se comportaba como un Estado terrorista a lo largo del Medio Oriente. En contraste, Israel y Arabia Saudita fueron descriptas como pacíficas e incluso democráticas. La decisión de romper un tratado en forma unilateral, sin seguir los pasos que estuvieran previstos para ello, violenta todas las convenciones de la diplomacia, lo cual equivale una declaración de un estado de guerra sin precisiones. Es lo que, en su momento, hicieron Hitler, por su lado, y luego en alianza con Stalin; y más cerca en el tiempo las potencias ‘occidentales’ contra Libia y Siria (por agentes militares interpuestos); o las sucesivas intervenciones militares norteamericanas en América Latina – la última a Panamá, y en un pasado anterior contra Santo Domingo y Cuba. Es una amenaza que pende sobre Venezuela.

Irán se había avenido al acuerdo bajo la presión de sanciones económicas y represalias políticas excepcionales. Veía en el acuerdo la posibilidad de reanudar las exportaciones de petróleo y recibir inversiones extranjeras – las reivindicaciones fundamentales de la burguesía iraní. En los tres años de vigencia del tratado, las sanciones no fueron levantadas sino en parte, lo que fue aprovechado por los monopolios europeos para acaparar yacimientos importantes, en especial la francesa Total. El acuerdo abría un tránsito del ‘populismo’ al ‘macrismo’ en la economía de Irán, bajo la iniciativa del ala reformista de los ayatollas. La liberalización económica resultante agravó, como se proponía, las condiciones de las masas del país. A principios del año corriente comenzaron rebeliones populares, que se han transformado desde entonces en huelgas obreras cada vez más insistentes. Trump ha dicho que retornará a un sistema de sanciones más severas que en el pasado, lo cual implica, en primer lugar, una declaración de guerra económica contra los monopolios europeos que se aventuraron por Irán en el último tiempo. La UE ha anunciado medidas económicas para contrarrestar las sanciones, que están muy lejos de esa posibilidad. Con mayor visión, el británico Financial Times recela un propósito de “cambio de régimen político”, por parte de Trump. O sea una política terrorista contra Irán.

Israel

En forma coordinada con la acción de Trump, el estado sionista ha comenzado a atacar posiciones iraníes en Siria, sin admitir la autoría de esas acciones, y ha desarrollado un fuerte despliegue militar en la frontera con ese país. El estado mayor del ejército sionista, sin embargo, se ha manifestado, al igual que el Pentágono, en contra del sabotaje al acuerdo entre Irán y las seis potencias que lo suscribieron. Lo califican, por el contrario, como altamente conveniente. Los altos mandos de todos los estados protagonistas advierten contra una guerra contra Irán, que sería respaldado por Rusia y China. Una guerra semejante incendiaría el Medio Oriente, parte del Asia central y la propia Europa. Prefieren, por lejos, las presiones militares y económicas, y el tendido de puentes a las burguesías locales afectadas por los embargos y los bloqueos.
Desde que Trump anunciara por primera vez sus intenciones, tanto la UE como Rusia han trabajado por modificar parcialmente el tratado, para acomodar las presiones norteamericanas. El eje de las tratativas pasa por un acuerdo acerca, en primer lugar, de Siria, es decir, el retiro de las fuerzas desplegadas por Irán y de Hezbollah. Es lo que han tratado de convenir Rusia, Irán y Turquía en una reunión reciente, con resultado desconocido, debido al interés de Turquía de conservar su control del norte de Siria y extender su zona de protección desde el norte de Irak. El otro punto es el retiro del apoyo de Irán a las fuerzas que combaten a Arabia Saudita en Yemen. En el contencioso belicista ocupa un lugar estratégico la explotación conjunta del yacimiento de gas más importante del planeta – entre Irán y Qatar. La cuestión del gas envuelve a todos los países ribereños del Mediterráneo del Medio Oriente, desde Egipto, Israel, Líbano, Ucrania, Chipre, Grecia, incluso Turquía y los Balcanes.
Detrás del asunto del acuerdo nuclear, se desenvuelve una crisis mundial muy amplia, en el sentido geográfico como político. El gobierno iraní de Rohani ha dicho que seguiría acatando las normas del acuerdo, siempre que la UE demuestre que tiene capacidad para contrarrestar las sanciones de Trump. La UE pretende seguir negociando una salida con EEUU, por un lado, y Rusia y China, por el otro. En estas intentonas parecen haber olvidado el trabajo de topo que realiza la crisis capitalista mundial, y de otra parte la resistencia de las masas. En Francia, Irán, Túnez, Turquía, esa crisis y esa resistencia es cada vez más manifiesta. Incluso en Israel, se desarrolla un movimiento para destituir a Netanyahu por corrupción, con la complacencia del ‘establishment’ militar. Algo similar enfrenta Trump en su territorio, con otra complacencia – la del FBI.

Corea

La crisis del tratado ´Irán + 6´ incide en las negociaciones en curso entre Trump, las dos Coreas y China. Aquí también se discute un acuerdo de ‘desnuclearización’ de alcance incierto y, como se ve, de cumplimiento más incierto todavía. Trump sigue su método extorsivo de éxito dudoso. Lo que es claro, de todos modos, es el carácter del período político mundial: más crisis, más guerras comerciales y financieras, más extorsiones apoyadas por las armas, más guerras, crisis políticas mayores, rebeliones populares. 
Estas condiciones urgen la lucha política por poner en pie una Internacional Obrera revolucionaria, la IV Internacional. 
 

" ["enlace"]=> string(0) "" ["activo"]=> string(1) "1" ["posicion"]=> string(1) "1" ["create_time"]=> string(19) "2018-05-09 20:40:08" ["update_time"]=> string(19) "2018-05-11 20:09:45" ["fecha"]=> string(19) "2018-05-09 20:40:08" ["numero_id"]=> string(1) "0" ["peso"]=> string(3) "100" ["autor_id"]=> string(2) "53" ["seccion_id"]=> string(1) "5" ["slug"]=> string(46) "el-boicot-de-trump-al-acuerdo-nuclear-con-iran" ["vistas"]=> string(3) "956" ["volanta"]=> string(0) "" ["bajada"]=> string(0) "" ["es_tapa"]=> string(1) "0" ["es_editorial"]=> string(1) "0" ["descr_autor"]=> string(0) "" ["epigrafe"]=> NULL ["fblive"]=> NULL ["link"]=> string(46) "el-boicot-de-trump-al-acuerdo-nuclear-con-iran" ["seccion"]=> string(15) "Internacionales" ["seccion_slug"]=> string(15) "internacionales" ["numero_prensa"]=> NULL ["origen"]=> string(7) "noticia" } }

Comentarios