8 de febrero de 2018

Docentes: No inicio Nacional Activo de 72 horas en defensa de la paritaria

Por Daniel Sierra

El gobierno nacional ha lanzado una ofensiva contra la docencia intentando replicar el clima de intimidación del año pasado.

Aunque el ministro Alejandro Finocchiaro es el portavoz grosero de ese ataque, la primera abanderada del ajuste antieducativo es la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien pretende utilizar la paritaria no sólo para instaurar una baja histórica del salario (tope salarial sin cláusula gatillo) sino también la reforma laboral en educación, destruyendo el convenio de trabajo, el estatuto docente –en esa línea se encuentra su anuncio de implementar el presentismo, que el oficialista diario La Nación (7/2) reconoce como el “incentivo antiparo” .

La gobernadora pretende congelar el salario a la baja con un irrisorio 15 por ciento de aumento y ofrecer a cambio un presentismo cuyo monto se desconoce, en negro, y que cobrarán sólo quienes tengan asistencia perfecta. Es decir, aquellos que trabajen enfermos, estando embarazadas, a pesar del fallecimiento de un familiar o el nacimiento de un hijo, o no hagan huelga, tal cual ocurre hoy en Mendoza con el llamado “ítem aula”. La introducción del presentismo, además, anula el respeto a las escalas salariales, establecidas en el estatuto.

Macri y Vidal se apoyan en la eliminación de la mal llamada paritaria nacional instaurada en común entre el kichnerismo y Ctera, mediante el decretazo 52/2018 –medida que también fijó el salario inicial de un docente, para julio de este año, en el equivalente a un salario mínimo, vital y móvil de indigencia más un 20%. A esa altura del año, casi la mitad de la docencia ganará un salario de pobreza de $12.000, la tercera parte de la canasta familiar. Además, los aportes del Fondo Compensador Docente –que completa ese salario inicial de hambre en aquellas provincias que dicen no poder pagar ni siquiera esa suma- serán manejados arbitrariamente por el Poder Ejecutivo (que ya señaló que quiere eliminar ese complemento en el 2020) y se congela de hecho el incentivo docente. En estas condiciones, los gobernadores que han firmado el pacto fiscal de Macri se garantizan paritarias provinciales maniatadas, y tratarán de convertir ese salario inicial de pobreza en un techo.

Hay que agregar que el robo previsional contra los trabajadores del Banco Provincia es el primer paso para la eliminación total del Instituto de Previsión Social bonaerense, en línea con la aplicación de la reforma previsional repudiada por cientos de miles de trabajadores y jubilados en las jornadas de lucha del 14 y 18 de diciembre pasados.

Ctera cómplice

La dirección de Ctera, de la Lista Celeste, ha dejado pasar inmóvil este desfalco. Frente al decreto de anulación de la discusión salarial nacional, se han limitado a la presentación de una queja en la OIT y en la Internacional de la Educación.

La pasividad de la dirección kirchnerista del gremio no es producto del error, sino consecuencia de su vinculación con los gobernadores pejotistas, que aplican en sus provincias el ajuste contra sus trabajadores, en yunta con el gobierno nacional. En Santa Cruz, por ejemplo, la que no le paga a los docentes es Alicia Kirchner, quien repuso el presentismo en la provincia sin pagar un solo peso –dando un puntaje mensual exorbitante a aquellos que no falten un solo día, puntaje con el cual se obtienen cargos y ascensos. De esta forma, avanza también en despidos de docentes, que no alcanzarán puntajes que les permitan obtener cargos. El presentismo draconiano, además, fue un invento de su hermano, Néstor Kirchner.

Ctera impugnó la reunión nacional realizada por el ministro Finocchiaro con Amet, Sadop, UDA y CEA, sindicatos cegetistas de escasísima representación, pero no denunció que a pesar de todo estos burócratas acordaron con el gobierno (sin mandato alguno) avanzar en la reforma laboral en la docencia, discutiendo “ingreso y carrera docente; condiciones laborales y formación y capacitación” (ídem). Tampoco convocó un plan de lucha. En la reunión de secretarios generales de Ctera realizada el 6 de febrero sólo declararon que si no se restablecía la llamada paritaria “habrá conflicto”.  

Un saqueo inviable

Pero el humor social  no es el mismo después de las jornadas de lucha de diciembre, de las cuales fueron también protagonistas decenas de miles de trabajadores de la educación.

Por primera vez, la imagen negativa de la gobernadora Vidal creció, acompañando la caída en picada de Macri. Vidal es muy consciente de ello.

Los trabajadores nos hemos puesto de pie contra los despidos, tarifazos, robo previsional, paritarias a la baja y reforma laboral del macrismo y de los gobernadores del Pacto Fiscal. Pero para triunfar debemos poner en pie nuestros sindicatos, paralizados por la burocracia sindical.

Congreso de delegados mandatados por la base para impulsar la lucha

Impulsamos plenarios provinciales de delegados de escuela con mandato, y exigimos la convocatoria de un Congreso de Bases a todos los sindicatos docentes, para organizar el No Inicio de Clases que comience con un paro nacional activo de 72 horas, y un plan de lucha con continuidad.

Plenario nacional del sindicalismo docente combativo

En ese camino, el próximo 27 de febrero se reunirá en la Ciudad de Buenos Aires el Plenario Nacional de los sectores combativos: participarán del mismo  seccionales de la opositora Lista Multicolor del Suteba (Provincia de Buenos Aires) y Aten (Neuquén); sindicatos provinciales antiburocráticos, como los de Santa Cruz, Tierra del Fuego o Mendoza; Ademys (CABA) y gremios y seccionales opositoras de todo el país.

En ese encuentro nacional se exigirá a la dirección de Ctera la convocatoria a Plenarios de Delegados con Mandato en todas las provincias, que voten y organicen el No Inicio de clases con paro activo, reclamando, entre otros puntos, un salario básico nacional que cubra la canasta familiar, la defensa de la escuela pública y de las jubilaciones docentes, la defensa del estatuto y la anulación de la reforma antieducativa en curso. El plenario nacional anunciará un paro de No Inicio que será llevado a cabo por los sindicatos recuperados con o sin Ctera, y la continuidad por medio de un plan de lucha nacional.

El Congreso Nacional de la agrupación Tribuna Docente, de los días 17 y 18 de febrero, tendrá como perspectiva orientar sus energías en poner en pie este plan de lucha.

Compartir

Comentarios