16 de mayo de 2018

Un verdadero plenario obrero en Pergamino

Debate y resoluciones de la Mesa contra la Reforma Laboral.
Por Nora Biaggio

La Mesa contra la Reforma Laboral de Pergamino -integrada por trabajadores y dirigentes de Apinta (INTA), SOEESIT (Correos), Telefónicos, la Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero y la Agrupación Naranja Metalúrgica- realizó el pasado 14 de mayo una mesa debate que por su deliberación y resoluciones adquirió el carácter de un verdadero plenario obrero.

Tras la apertura y la exposición de los diversos oradores de la mesa, tuvo lugar un debate en el que intervinieron trabajadores de la CTEP, Luz y Fuerza, textiles, jubilados metalúrgicos, MTE, docentes, dirigentes de UDOCBA y Sadop, junto con estudiantes de la UJS-PO, que coincidieron en reivindicar este tipo de plenarios como un método de intervención de la clase obrera en la crisis en curso.

Exposiciones

Por Apinta habló Diego Colombi, quien denunció el recorte presupuestario en el organismo, el freno total a las investigaciones y los inminentes despidos.

Federico Luca, de Telefónicos, denunció la anexión de Telecom a Clarín y las nuevas condiciones laborales a la baja, y denunció la reforma laboral en carpeta, marcando que el abaratamiento de las indemnizaciones, en combo con la imposición de pasantías precarizadas, da todo tipo de facilidades a la patronal  para reformar convenios, quitar conquistas e incluso despedir sin costo.

La CSC, a través de Miguel Bravetti, colocó a debate el estallido del esquema económico de Macri y los gobernadores, basado en el rescate de empresas capitalistas por medio del endeudamiento. En este marco de crisis, corrida bancaria, inflación, tarifazos y con una clase obrera en movimiento -como se expresó el 14 y 18 de diciembre-, el gobierno golpeado por el propio mercado que desarrolló pretende hacer votar la Reforma Laboral, ahora presentada en fragmentos. Advirtió que no ha sido la oposición (PJ/FPV/UC) la que creó la crisis, que al contrario le viene votando al macrismo todas las leyes; y denunció el pacto Macri-CGT -dejando pasar la reforma provisional,  acordando la Reforma laboral, firmando paritarias del 15% en cuotas cuando la inflación está al 30% y negándose a convocar al paro nacional ante los despidos y conflictos en Fanazul, Inti, Posadas, docentes, mineros, ingenios y ante el acuerdo con el FMI. Bravetti puso el ejemplo de Nicaragua en dónde el gobierno nac&pop de Ortega acordó con el FMI y ante los recortes en las jubilaciones se produjeron movilizaciones multitudinarias que lo obligaron a retroceder. Finalmente, planteó la necesidad de  un programa de la clase obrera de ocupación de fábricas, control obrero de la producción, de los bancos y del comercio exterior, nacionalización de las empresas energéticas. Y desarrolló la idea de Congreso de bases de la CGT y CTA y el paro activo nacional para derrotar el plan de guerra de Macri y el FMI.

Ricardo Giuli, abogado de Correos, explicó detalladamente la patraña del blanqueo o regularización del empleo no registrado, y denunció el impedimento al trabajador de reclamar por su condición anterior, así como la liberación a las patronales de cualquier intromisión de AFIP. Giuli hizo especial hincapié en el ataque a las indemnizaciones, ya que de aprobarse la Ley todos los trabajadores tendrán Fondo de Desempleo desvinculado de sus años efectivos de trabajo, basado en lo que hace años tienen los trabajadores de la Construcción -un brutal abaratamiento de los despidos.

Sergio García, secretario general de Correos y anfitrión que albergó a los más de 100 trabajadores reunidos en esta deliberación, estableció que existe un vínculo estrecho, patronal, antiobrero entre el grupo SOCMA (Macri) y el Ministerio de Modernización encargado de imponer los despidos y las nuevas formas de contratación precarizada. Propuso intervenir con “inteligencia”, sabiendo que manejan los medios de comunicación y permanentemente usan la conciliación obligatoria para frenar conflictos, e informó que en ese sentido resolvieron en el reciente Plenario de Delegados de Huerta Grande. Planteó que la clase obrera debe encarar una verdadera “patriada” luchando contra el trabajo precario, el monotributo, la tercerización laboral.

Juan López, delegado de Acoplados Salto (UOM Pergamino) hizo hincapié en que mientras los trabajadores están dispuestos a luchar, la burocracia sindical de Caló pacta un acuerdo a la baja con las patronales sin siquiera garantizar el día de paro arrancado en el Congreso de Mar del Plata.

Debate y resoluciones

En el debate posterior varios expresaron que allí había trabajadores de distintas procedencias políticas, sean peronistas o de izquierda, pero que había que resolver de conjunto como trabajadores. Un obrero jubilado de Siderar (ex Somisa) recordó que en el Cordobazo, que está a punto de cumplir un nuevo aniversario, se salió a la lucha por encima de las direcciones burocráticas y se impuso el paro general contra la dictadura.

La enorme complicidad de los dirigentes burocratizados con la política de los empresarios y del gobierno fue brutalmente expuesta por un trabajador de Luz y Fuerza, que planteó ver cómo se le da continuidad al proceso por el cual los trabajadores que exigían el paro nacional echaron en su momento del palco a la CGT.

La deliberación, en la que también estuvo presente la persecución a los luchadores como Arakaki, Ponce y Romero, concluyó con una serie de resoluciones. En primer lugar, movilizar y hacer un acto el 23 de mayo contra la Reforma Laboral, el ajuste y el pacto con el FMI. En segunda instancia, publicar una carta a los trabajadores y otra a las direcciones de la CGT y CTA, planteando el paro nacional activo y un Congreso de delegados con mandato de todos los sindicatos para resolver cómo enfrentar la política antiobrera del gobierno, los partidos patronales y los empresarios. Finalmente, mantener en funcionamiento esta Mesa para continuar un plan de lucha en la región.

Compartir

Comentarios