13 de julio de 2016

Medicina en La Plata: del “ingreso eliminatorio” al régimen expulsivo

Por Fede Casas, secretario general de la FULP

Los bochazos masivos en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata dejaron afuera al 80% de los estudiantes de primer año.
 
La camarilla derechista de la agrupación docente “Hoja de Roble” –que dirige la Facultad desde los años 90– impuso en 1992 un examen de ingreso eliminatorio, que llevó la matrícula de 17.000 estudiantes a menos de 4.000.
 
Esto benefició el desarrollo de la carrera en las universidades privadas, como así también el armado de “institutos” privados dedicados a preparar a los estudiantes para afrontar esa prueba. En ambos casos, los docentes de "Hoja de Roble" eran parte del negocio.
 
A fines del año pasado, la derogación del artículo 50 de la Ley de Educación Superior (LES) dejó planteado un supuesto “ingreso libre e irrestricto”, lo que significó una concesión de la que se valió el movimiento estudiantil para imponer la eliminación del examen de ingreso eliminatorio.
 
En ese momento, las autoridades de Medicina tomaron la definición de reunir al Consejo Directivo para aprobar, por un lado, el “ingreso irrestricto” y, por el otro, un régimen académico para primer año con menor cantidad de recuperatorios y mesas de finales, junto a una menor cantidad de horas de cursada.
 
Este régimen, sumado a la modalidad casi ridícula de los parciales, se convirtió en el nuevo mecanismo expulsivo de la "Hoja de Roble" para defender sus negocios.
 
El pasado jueves, al mismo tiempo que se realizaba una marcha de los estudiantes de Medicina al Rectorado, en Arquitectura tenía lugar una movilización del CEAU al decanato contra restricciones al egreso, un capítulo más en la lucha contra un plan de estudios expulsivo que se adapta a los parámetros de la LES y la Coneau.
 
Los bochazos en Medicina tienen un carácter profundamente político.
 
Los estudiantes debemos sacar las conclusiones para afrontar los enormes desafíos que tenemos en lo inmediato.
 
La condición para revertir los bochazos y terminar con las restricciones en la universidad es organizarnos para dar una lucha de forma independiente del gobierno, las autoridades universitarias y todas las fuerzas políticas que defienden la orientación social capitalista de la universidad.
Tags: unlp

Compartir

Comentarios