fbnoscript

#LaIzquierdaEnFerro

Crónica del lanzamiento del Frente de Izquierda

Por una alternativa política de los trabajores

El estadio cubierto de Ferro tiene capacidad para 4.500 concurrentes y casi la mitad de esa cifra quedó afuera. Las cifras, sin embargo, son sólo un aspecto de una movilización política-. El acto fue potente por su mensaje –“nos proponemos desarrollar una verdadera polarización política, política y social”, planteó Altamira en relación al FIT– y por la energía que bajaba de las gradas y culminó en un pogo multitudinario, al grito de “Viva el Frente de Izquierda”, “Fuera los candidatos del ajuste”.

“nos proponemos desarrollar una verdadera polarización política, política y social”

El masivo acto de este viernes 5 lanzó la fórmula presidencial Jorge Altamira – Juan Carlos Giordano hacia las PASO del Frente de Izquierda, así como a Néstor Pitrola y Rubén "Pollo" Sobrero en Buenos Aires. La lista cuenta con el apoyo del Partido Obrero, de Izquierda Socialista, de Pueblo en Marcha, de Pueblo Unido – que incluye a Tupaj Katari, la corriente orientada por el Perro Santillán- , del PSTU, del Comité de Reconstrucción del Comunismo Revolucionario y otras organizaciones populares y de izquierda de todo el país. Este abanico de fuerzas expresa a la inmensa mayoría de las fuerzas que integran y respaldan al FIT.

Se presentaron candidatos centrales de las listas, como el dirigente del PO Gabriel Solano, a primer diputado por la Ciudad de Buenos Aires; Juan Pablo Rodríguez, que encabeza la lista de la primera sección electoral de de Buenos Aires; Romina del Plá, Secretaria General de Suteba Matanza y cabeza de la lista de senadores por la tercera sección electoral, además de candidatos a intendentes y concejales de varios distritos de la provincia.

En el acto, además de la fórmula presidencial, hicieron uso de la palabra el diputado y primer candidato a legislador porteño Marcelo Ramal y José Castillo, candidato a vicejefe de gobierno: el diputado Néstor Pitrola y el dirigente ferroviario Rubén Pollo Sobrero. Néstor Pitrola anunció la renuncia a su banca a partir del 10 de junio, cuando será ocupada por Myriam Bregman, en cumplimiento de los acuerdos de rotación del FIT. Anunció que integrará la lista de diputados nacionales, para pelear la renovación y ampliación del bloque del Frente de Izquierda en el Congreso.

Marcelo Ramal planteó que la voz del Frente de Izquierda representa a la ciudad oculta, la que vive un régimen social opresivo en todos los planos, con sus derechos básicos – al trabajo, a la vivienda, a la salud pública, a la protección a la mujer – negados, poderosa razón para consagrar un sólido bloque de legisladores del Frente de Izquierda. Planteó, para ello, una campaña electoral de asambleas y actos relacionados con las reivindicaciones y movimientos de lucha que enfrentan la privatización de la Ciudad. José Castillo, a su turno, caracterizó a los diferentes bloques políticos que disputan el lugar de la oposición en la Ciudad, y denunció sus múltiples compromisos con el macrismo.

Karina López Monja, referente de Pueblo en Marcha y candidata a legisladora porteña, refrendó el compromiso de su organización con la campaña nacional del FIT y la fórmula Altamira Giordano. Karina destacó las bases de principios que determinan esta participación electoral, al señalar la necesidad de reforzar un polo de izquierda anticapitalista contra los candidatos del sistema.

El Pollo Sobrero, acompañado por una importante delegación de obreros ferroviarios del Sarmiento, una de las más destacadas de la concurrencia, hizo una radiografía rigurosa del papel del Estado – desde la burocracia sindical agente de la tercerización, subiendo hasta los Jaime y la propia presidenta – en el Cromagnon ferroviario, la masacre de Once, largamente anunciado por los delegados del Sarmiento.

Néstor Pitrola trazó un balance de la gestión de la banca del PO FIT en el Congreso Nacional – compartida con Pablo López. Mostró de qué manera, en una combinación de audiencias públicas y proyectos de ley, así commo presencia en los conflictos, se logró poner en pie organizaciones de base, como la Coordinadora de ex Trabajadores Ypefianos, y elevar la potencia de luchas que tienen un alcance estratégico – como la de los trabajadores judiciales. Pitrola culminó su intervención con un encendido llamado a parar y movilizarse el 9 de junio, en un frente único de la izquierda y el clasismo en defensa del salario equivalente a la canasta familiar – la enorme bandera defendida por los obreros aceiteros con su huelga general – y por el fin del impuesto al salario. Advirtió, sin embargo, que la burocracia sindical sólo busca descomprimir la presión de las bases con un paro rutinario.

Juan Carlos Giordano (IS), precandidato a vicepresidente, alertó sobre la tentativa de polarización que pretende urdirse entre Scioli y Macri, y la comparó con otros procesos politicos del continente. "Bachelet en Chile o Dilma en Brasil salieron a reclamar el voto en nombre de la lucha contra la derecha. Y hoy tenemos terribles ajustes en los dos países".

Al cerrar el acto el candidato a presidente Jorge Altamira señaló: “Nos lanzamos a una fuerte movilización política en todo el país, porque no permitiremos que los Scioli y Macri monopolicen la campaña presidencial. En oposición a los candidatos del ajuste, que están diseñando sus planes económicos en EEUU, llamó a impulsar al Frente de Izquierda como alternativa política de los trabajadores.

Denunció que los candidatos del oficialismo y la oposición representan los mismos intereses sociales capitalistas y sólo el Frente de Izquierda expresa las aspiraciones de las grandes masas populares del país, en la defensa del salario, el trabajo, las libertades democráticas y la erradicación de las mafias enquistadas en el poder que gestionan el narcotráfico, la trata de mujeres y todas las lacras de este sistema. En oposición a ellos, el FIT se lanza a impedir la polarización política entre dos variantes del ajuste y a convertir al Frente de Izquierda en protagonista de la campaña.

El eje de su discurso fue la reivindicación de un método, la defensa del frente único, al que definió enfáticamente: como " la unidad de acción contra el capital” y que, por definición, excluye el faccionalismo.

Antes, en un reportaje a Izquierda Socialista (ver PO 1366) había planteado que “la defensa del Frente Único es la gran delimitación estratégica y de principios al interior del Frente de Izquierda”. Altamira también desarrolló el alcance de la bancarrota económica, y destacó: "los economistas de Scioli y Macri dicen que van a evitar el ajuste con una afluencia masiva de capitales.

Las cosas son al revés: la condición de esos capitales para invertir es que primero se aplique un brutal ajuste, o sea, una devaluación y un tarifazo".

Otra definición de peso fue destacar que “el crecimiento del Frente de Izquierda expresa un viraje histórico en el país, que tiene como telón de fondo el completo agotamiento del peronismo como factor político en el movimiento popular”. Al concluir Altamira llamó a apoyar el paro del 9, y a desarrollar en todos lados comités de base en impulso a la campaña presidencial.