Actos y movilizaciones contra la guerra imperialista y el genocidio en Gaza

Milán

A dos años del comienzo de la guerra en Ucrania, se llevaron a cabo este fin de semana actos y movilizaciones en varias ciudades del mundo contra las guerras capitalistas-imperialistas. También estuvo presente el reclamo contra el genocidio del pueblo palestino en la Franja de Gaza.

El eje de este día de acción fue el llamado a la confraternización de los trabajadores rusos y ucranianos, instándolos a enfrentar a sus respectivos gobiernos (“el enemigo está en casa”). En Italia, decenas de miles de personas marcharon en Milán el sábado 24, pese al despliegue de un gran operativo policial que intentó impedir el avance de la movilización por las calles principales de la ciudad. Las pancartas denunciaban a los dos bandos de la conflagración ucraniana (el gobierno pro-Otan de Volodomir Zelensky y el régimen de Putin) y la masacre que sufren los palestinos.

Un día antes, el 23, el SI-Cobas y otros sindicatos de base protagonizaron un paro para repudiar la maquinaria de guerra del gobierno italiano. Tuvo un alto acatamiento en el área de la logística y en numerosos centros educativos. Hubo bloqueos contra almacenes de empresas, entre ellos el de la multinacional Carrefour en la localidad de Rivalta de Torino. Un punto destacado de la jornada fueron los piquetes frente a la fábrica armamentística Leonardo en Nápoles, una de las más importantes del mundo, en la que el Estado italiano es accionista. Y en el puerto de Génova, de donde zarpan los envíos de la firma ZIM a Israel.

El gobierno de Giorgia Meloni apoya tanto a los regímenes de Kiev como de Tel Aviv. Por eso, en Pisa, Florencia y Catania, las fuerzas policiales reprimieron las convocatorias. Esto desató, en el primer caso, una nueva manifestación de repudio.

Guillermo Kane, diputado provincial bonaerense del Frente de Izquierda – Unidad y dirigente del Partido Obrero argentino, quien viajó a Italia para participar de una conferencia impulsada por organizaciones de izquierda de Europa, asistió al bloqueo frente a Leonardo y a la movilización de Milán, y criticó desde allí la represión.

En Turquía, el SEP (Partido Socialista de los Trabajadores) efectuó una concentración frente a la embajada israelí en Estambul.

Por su parte, la Asamblea de Solidaridad con la Resistencia Palestina de Grecia realizó una protesta en Atenas. Grecia es miembro de la Otan y apoya activamente a Ucrania e Israel. El envío de buques al Mar Rojo, como parte de una coalición encabezada por Estados Unidos para repeler el boicot naval de los hutíes de Yemen en solidaridad con Palestina, desató entre los griegos movilizaciones populares de rechazo.

Nápoles
Estambul
Atenas

Vale señalar que el 28 de febrero, a un año del choque de trenes en la vía que une Atenas y Tesalónica, que dejó 57 muertos y expuso el vaciamiento ferroviario, habrá un paro general del transporte y el sector público, convocado por la central Adedy. A su vez, los universitarios están en pie de lucha contra el intento oficial de avanzar en la privatización de la educación superior.

En Buenos Aires, el Partido Obrero (PO) llevó a cabo un acto frente a la Cancillería, el 24, en el que se denunció el alineamiento del gobierno de Javier Milei con el imperialismo y su visita reciente a Israel. Hablaron Eduardo “Chiquito” Belliboni (dirigente del Polo Obrero) y Gabriel Solano (legislador porteño y dirigente del PO).

En California, Estados Unidos, el Comité de Frente Unico por un Partido Laborista (UFCLP) organizó un acto frente a la Travis Air Force, base de la fuerza aérea norteamericana, que rechazó el apoyo militar a Ucrania y a los dos bandos de la guerra. A su vez, en una de las seccionales del sindicato de estibadores (ILWU 10) hubo una reunión en apoyo a Palestina con centenares de personas.

Para el fin de semana, estaban previstas también actividades en Alemania (convocadas por la Alianza Internacional de Fuerzas Progresistas y Revolucionarias – Internationalistisches Bündn), India, Japón y otros países.