fbnoscript
19 de junio de 2018

La huelga de hambre de Facundo Jones Huala

Por Redacción

El lonko de la comunidad mapuche Cushamen, Facundo Jones Huala, está a punto de cumplir 20 días de huelga de hambre y cuatro de huelga seca. Esta detenido en la cárcel federal de Esquel desde el 20 de junio de 2017. Reclama que le permitan festejar, el 25 de este mes, la ceremonia del “año nuevo mapuche”. En 2016 se lo permitieron, pero este año la Cámara Federal de Esquel no lo habilitó.

La salud de Jones Huala se encuentra sumamente comprometida. Acusa mareos, náuseas, dolores de cabeza y se le realizan controles médicos dos veces al día. Además debe soportar las provocaciones verbales del personal de la penitenciaría, denuncian sus allegados.

Facundo Jones Huala atraviesa su segunda detención por un pedido de extradición realizado por la justicia chilena, que quiere juzgarlo por delitos con hasta 15 años de cárcel. En estos momentos, espera la resolución de la Corte Suprema porque la justicia ha fallado en su contra. Se trata de una causa que ya fue declarada nula la primera vez porque se demostró que las declaraciones de los testigos que lo acusaban fueron obtenidas bajo torturas. Sin embargo, Facundo Jones Huala volvió a ser detenido por la misma causa en junio, el mismo día que el presidente argentino, Mauricio Macri, se reunió con la presidenta chilena Michelle Bachelet para tratar, entre otras cosas, “la problemática mapuche”, tras una serie de reclamos de las cámaras petroleras e YPF.

La comunidad mapuche exige su liberación, como ha sucedido con el resto de los detenidos en la causa. Su detención forma parte de una ofensiva represiva del gobierno contra la comunidad mapuche en la zona cordillerana en favor de las condiciones de “seguridad” jurídica que pretenden otorgarle al capital internacional para explotar los recursos estratégicos del suelo de lo zona y se ha convertido en una decisión política del gobierno nacional y el ministerio de Seguridad. Facundo Jones Huala encabezó el proceso de recuperación de tierras en la que su comunidad se instaló en Cushamen y dirige el reclamo por la devolución de los terrenos expropiados a los mapuches. La brutal represión tras la que desapareció y luego apareció muerto Santiago Maldonado atacó justamente una medida de lucha por la liberación de Huala.

 

Compartir

Comentarios