fbnoscript
2 de julio de 2015 | #1370

"Los tercerizados, que deberíamos ser telefónicos, somos casi 40.000"

Entrevista a Alejandro Toloza, secretario adjunto de UETTEL
Por Nelson Marinelli

"Vamos a seguir con el acampe todo el tiempo que sea necesario, al igual que con los cortes y los bloqueos y el miércoles 1° vamos a realizar una marcha hasta el edificio central de Telefónica, en Puerto Madero -para la cual estamos convocando a todos los sectores populares y del activismo combativo- con el objetivo de dejarle en claro a la empresa que no vamos a aflojar en el reclamo de reincorporación de los 70 despedidos y con el resto de los puntos que pedimos", nos dijo en la carpa Alejandro Toloza, secretario adjunto de UETTEL, el sindicato que los representa.
 
-¿En qué punto está hoy el conflicto?
 
-Llevamos más de 20 días de acampe aquí en la puerta del edificio de Telefónica y la semana pasada, por primera vez, hubo una reunión con representantes de la empresa para discutir nuestros reclamos, el primero de los cuales es la reincorporación de los 70 despedidos de Tepripla, la empresa tercerizada de Telefónica, pero aún no surgió ninguna solución.
 
 
-¿Qué dimensiones tiene el tema de la tercerización en las telefónicas?
 
-Los tercerizados somos casi 40.000, entre los que estamos haciendo tareas específicas técnicas y los que están trabajando en los call centers de todo el país.
 
En Córdoba y en Tucumán, por ejemplo, hay una enorme cantidad de compañeros tercerizados trabajando en call centers bajo el convenio de Comercio, donde también se realiza fraude laboral porque ellos cumplen tareas de telefónicos. Cuando las comunicaciones estaban en manos del Estado -en Entel- todos esos trabajadores tenían el convenio telefónico.
 
Hoy, el total de los que trabajan en planta permanente de las telefónicas es equivalente al 15% de los empleados que tenía Entel.
 
 
-¿Qué supone la aplicación de otros convenios a los trabajadores tercerizados?
 
-Son todos convenios a la baja. Además de los salarios, los que están bajo el convenio de Comercio, por ejemplo, llegan a trabajar hasta doce horas diarias. En el caso nuestro, de las cuadrillas de mantenimiento, el estar en el convenio de la Construcción supone no sólo menores salarios y pérdidas de conquistas, sino también mayores riesgos porque no está previsto en el convenio de Uocra como deben realizarse -o no realizarse- distintas tareas peligrosas. Así es que han sufrido lesiones y perdido la vida muchos compañeros.
 
 
-¿Han reclamado ante el Ministerio de Trabajo?
 
-Primero en el de la provincia, porque la empresa es de La Plata. El ministerio de Scioli, en lugar de plantear nuestra reincorporación, realizó una reunión con la Uocra y con Telefónica y acordaron quitarle el trabajo a la empresa donde trabajábamos nosotros para dárselos a otra. Esto supone dejar sin trabajo a los 70 compañeros que fuimos despedidos.
 
Hace más de una semana realizamos la denuncia en el Ministerio de Trabajo nacional y ni siquiera nos han llamado. Claramente el Ministerio está para defender los intereses de Telefónica.
 
Quieren frenar el proceso de conquistas que está en desarrollo, no sólo en La Plata sino en el conurbano, en Mar del Plata, en Bahía Blanca, donde los compañeros se están sumando a UETTEL, porque lo ven como una herramienta para pelear contra esta superexplotación.
 
 
-¿Qué pasa con la personería?
 
-Tenemos una traba en el Ministerio de Trabajo que tiene cajoneado el expediente. Nosotros ya judicializamos el reclamo de reconocimiento, pero actuamos como sindicato desde el momento que lo fundamos. Ya tenemos delegados en muchos sectores y sentamos a las empresas a hablar cuestiones salariales. Hemos roto esa idea de que recién con el numerito que te da el Ministerio se puede funcionar como sindicato. Nosotros somos un sindicato porque los trabajadores así lo quieren y no vamos a dejar de pelear por nuestros derechos por más que ellos nos pongan trabas.
 
 

Compartir

Comentarios