fbnoscript
21 de diciembre de 2017 | #1487

El PJ, la garantía del ajuste de Vidal

Por Iván Hirsch

La votación de la ley que arrasa con el régimen jubilatorio especial que regía para los trabajadores del Banco Provincia dejó expuesto el rol del PJ como garante del ajuste del gobierno de Vidal, con los intendentes replicando el papel de comisarios políticos que jugaron los gobernadores en la votación de la reforma previsional en el Congreso.

Tanto en la sesión del jueves 14 (que aprobó una parte del paquetazo de ajuste) como la del martes 19, el bloque que responde a los intendentes que vienen de quedarse con la conducción del PJ de la provincia (presidido por Julio Pereyra), junto al bloque de dos diputadas del Evita (Patricia Cubría) y Randazzo (Alejandra Martínez), posibilitaron el quórum. El 14, a su vez, votaron a favor de incluir en el orden del día, para la sesión del 19, este ataque a los trabajadores del Bapro, de manera que -en lugar de los dos tercios necesarios para tratarlo sobre tablas- el oficialismo pudiera aprobarlo con mayoría simple. Como Cambiemos no cuenta con esa mayoría, un sector de estos bloques se ausentó en número suficiente para que todo pudiera votarse positivamente.

Pero la maniobra fue desenmascarada inmediatamente cuando Guillermo Kane tomó las intervenciones de legisladores del PJ que pronunciaron discursos contra el proyecto en cuestión, para plantearles que si sostenían esa posición se levantaran de sus bancas y que cayera la sesión por falta de quórum. Al abandonar sus bancas los bloques de Unidad Ciudadana y el Frente Renovador, sólo cuatro diputados quedaron posibilitando la votación: Federico Otermín (que responde al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde), Fabiana Bertino (del jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Grey), Marisol Merquel (alineada con el alcalde de Saavedra, Hugo Corvatta) y Alejandra Martínez. Este pacto fue regenteado por el propio Insaurralde, que se instaló en La Plata para seguir de cerca la sesión.

Todos los legisladores que formaron parte de esta maniobra fueron electos en las listas de Cristina Kirchner.

Pero del accionar del “kirchnerismo duro” también pueden sacarse conclusiones importantes. Durante la sesión, los diputados de UC pidieron que se pase a un cuarto intermedio, reclamando que el oficialismo estaba cerrando las puertas a poder discutir modificaciones al proyecto, es decir garantizar que salga por consenso. Esta posición fue la del dirigente de La Bancaria, Sergio Palazzo, líder de la Corriente Federal en la CGT, quien aseguró querer discutir la letra de la norma porque “sabemos que la Caja es deficitaria” y, por lo tanto, era necesario modificar el régimen jubilatorio de los trabajadores del Bapro. Finalmente, como aseguró un legislador de Cambiemos, la ley fue tomada de un proyecto presentado por el gobierno de Scioli en 2007.

La banca del Frente de Izquierda, por el contrario, se opuso de plano a esta confiscación. Guillermo Kane denunció que si las jubilaciones del Banco Provincia generan un déficit en la caja previsional es porque la han ido vaciando los sucesivos gobiernos. Apoyó el paro y la movilización de los trabajadores, y denunció el mega-operativo represivo con que fueron recibidos.

Los trabajadores deben sacar las conclusiones políticas de estos acontecimientos para desarrollar una alternativa política de los explotados.

Compartir

Comentarios