fbnoscript
17 de enero de 2018 | #1489

La campaña en el movimiento obrero por la libertad para Arakaki y Ponce

Por Ileana Celotto

Además de nuevos sindicatos y dirigentes gremiales que se han sumado a la campaña para lograr la libertad de los compañeros César Arakaki, Dimas Ponce y de los cinco detenidos del 14D, la actividad viene creciendo en los distintos lugares de trabajo.

Entre las últimas adhesiones de sindicatos recibidas se encuentra la de la Federación Aceitera, la de Roberto Baradel/Suteba, la de Ricardo Peidró, en representación de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina y la del Sindicato de Empleados y Encargados de la Industria del Cuero (ambos CTA A), la CTA Regional Comarca Andina, la CTA Autónoma de Tucumán y ATE Conicet. Desde Córdoba, el SUOEM (sindicato de municipales) se sumó a la convocatoria de la marcha de la semana pasada que se realizó en esa ciudad reclamando por la libertad de los compañeros y denunciando que todos los detenidos son víctimas de un intento de criminalizar la protesta social. La Federación Internacional de Actores (FIA), desde Bruselas, envió una nota al juez Torres exigiendo la inmediata liberación de César Arakaki.

Vale resaltar como parte de esta campaña, las distintas manifestaciones de trabajadores que suman su nombre al pronunciamiento online o que de alguna forma envían su adhesión. AGD-UBA, a través de su página, inició una campaña de pronunciamientos dirigida a docentes universitarios. Los investigadores y becarios del Conicet, por iniciativa de JCP (Jóvenes Científicos Precarizados) culminaron una nueva movilización al Mincyt contra el ajuste en Ciencia y Tecnología, con una foto para el reclamo de libertad para César y Dimas. La misma forma de expresar su solidaridad eligieron los trabajadores de la Gerencia de Empleo y Capacitación Laboral de La Matanza (Ministerio de Trabajo) y los trabajadores en lucha contra los despidos del Canal de la Ciudad. En el Inti, por propuesta de la agrupación Naranja, culminaron su asamblea con una emotiva foto, donde con letras individuales 220 trabajadores en lucha contra los despidos reclamaron por Arakaki y Ponce. Todas estas manifestaciones no sólo expresan la solidaridad con quienes hoy están detenidos por luchar sino que son también una muestra del masivo y creciente repudio en la clase obrera al ataque a las jubilaciones y a los planes de ajuste del gobierno de Macri.

Compartir

Comentarios