fbnoscript
8 de marzo de 2018 | #1493

Qué 24 de Marzo queremos

Por Claudia Ferrero y Eduardo Penello

Hay motivos de sobra para que las movilizaciones y actos que tendrán lugar el próximo 24 de marzo sean masivas.

En primer lugar, porque a 42 años del golpe genocida, nos encontramos ante un nuevo intento de amnistía para los represores condenados: el gobierno giró a la Justicia un listado de un centenar de genocidas presos -entre ellos, “El Tigre” Acosta y “El Turco” Simón-, “sugiriendo” su salida de la cárcel para que cumplan “prisión domiciliaria”. Queda más claro que nunca que el fallo del 2x1 y la liberación de Etchecolatz fueron parte de una política de Estado, dirigida a reinsertar a las fuerzas armadas en la vida política del país y en la represión interna, bajo el eufemismo de “la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo”. Los cuestionamientos de funcionarios a la cifra histórica de los 30 mil, en un intento de relativizar el alcance del genocidio; su reivindicación de la “teoría de los dos demonios” y sus llamados a la reconciliación; la reivindicación de los militares caídos en el asalto al cuartel de Azul y la presencia de las esposas de los represores durante el acto de asunción del nuevo jefe del Ejército, son expresiones brutales de la plena vigencia de la lucha contra la impunidad de los crímenes dictatoriales.

La profundización de la represión y la criminalización de la protesta están íntimamente conectados con esto. Los crímenes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel en la Patagonia, los violentos desalojos en los ingenios azucareros en el norte del país; la represión, detención y procesamiento de decenas de manifestantes -entre ellos, nuestros compañeros César Arakaki y Dimas Ponce- del 14 y 18 de diciembre contra el saqueo previsional; el enaltecimiento del “gatillo fácil” del policía Chocobar como “doctrina” de seguridad y el mayor entrelazamiento del aparato represivo local con los del imperialismo forman una unidad política. Detrás de esto, se encuentra la voluntad del gobierno de apelar al garrote para enfrentar un eventual levantamiento popular contra el ajuste y sus planes de guerra contra los trabajadores.

Como todos los años, desde el Partido Obrero impulsamos una movilización independiente de todos los gobiernos, encabezada por el EMVyJ a Plaza de Mayo, para denunciar esta orientación y todos los atropellos que se encuentran en la base del régimen “democrático”, desde las leyes de impunidad de Alfonsín hasta la designación del genocida Milani al frente del Ejército por parte del kirchnerismo, pasando por los indultos de Menem, la represión criminal del 19 y 20 de diciembre de 2001 de De la Rúa y la masacre de Avellaneda del duhaldismo.

Junto a esto, levantaremos la denuncia contra el ajuste y la reivindicación de todas las luchas obreras y populares contra la explotación y miseria capitalistas.

La izquierda, furgón de cola del kirchnerismo

En estos días, un profundo debate se está procesando al interior del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

Ocurre que una parte de la izquierda, fundamentalmente el PCR y el MST más algunos grupos menores, promueven realizar una convocatoria en común con los K, con las mismas consignas. El precio, resulta obvio decirlo, es omitir en la consigna principal la denuncia sobre el rol de los gobernadores, que aplican el ajuste con represión en sus provincias y suscribieron el ‘pacto fiscal’; y de los bloques parlamentarios de la oposición, que hicieron posible la aprobación de todas las leyes fundamentales pedidas por el macrismo, desde el acuerdo con los fondos buitre hasta la ‘reforma previsional’. También significaría omitir la delimitación frente al kirchnerismo, al cual el EMVyJ enfrentó durante doce años (Milani, leyes antiterroristas, apoyo “logístico” de las fuerzas armadas en operativos contra el narcotráfico, Proyecto X, Julio López, gatillo fácil, condena a los petroleros de Las Heras, crimen de Mariano Ferreyra y casi 30 muertos en protestas, entre muchos otros). Siguiendo esta orientación liquidacionista, diez días atrás, el PCR ha llegado al extremo de romper -junto a la CTEP y la CTA- la convocatoria unitaria de la Multisectorial de La Plata-Berisso-Ensenada contra la domiciliaria a Etchecolatz.
El kirchnerismo ha lanzado su convocatoria, con estética y consignas que delatan su pretensión de colocar el 24 de Marzo al servicio del operativo “volveremos”.

En una declaración conocida este lunes, el Frente de Izquierda ha llamado a defender un acto y una columna independiente de los responsables actuales y pasados de la represión y la impunidad.

Este 24 vamos por una gran jornada de lucha contra la impunidad de ayer y de hoy, y contra el ajuste y la represión de Macri y los gobernadores.

 

LEE TAMBIEN:

MURIÓ BIGNONE, EL GENOCIDA DE LA “TRANSICIÓN”

MILES MARCHAMOS EN LA PLATA POR CÁRCEL COMÚN A ETCHECOLATZ

EL GOBIERNO PREPARA UN INDULTAZO

 

Compartir

Comentarios