fbnoscript
12 de abril de 2018 | #1497

Judiciales: vamos con el Frente Multicolor de Recuperación Sindical-Lista Violeta

Por Luisina Prieto y Facundo Miño

*candidata a la Secretaría de Derechos Humanos, delegada CI Fuero Civil y Comercial, Federal y candidato a secretario de Relaciones Institucionales y Legislativas, secretario gremial CI Penal

En el sindicato de los empleados de la Justicia Nacional y Federal (UEJN), manejado desde hace 28 años por Julio Piumato, se realizarán elecciones para Comisión Directiva el próximo 19 de abril y, luego de dos comicios donde hubo lista única del oficialismo, ahora se presentará la Lista Violeta, un frente opositor de características antiburocráticas.

La base de esta lista es un frente único de corrientes independientes y combativas que dirigen las cuatro comisiones internas recuperadas en el último período (Penal, Civil, Laboral y Civil y Comercial Federal), que han sido una referencia de lucha y un canal de movilización para enfrentar el ajuste del gobierno y de la Corte.

La Lista Violeta, que está encabezada por la Comisión Interna de Penal, dirigida por las listas Azul (independientes) y Bermellón (PO + independientes), se ha convertido en un factor de gran atracción para los compañeros y esto ha permitido la presentación de listas en Tucumán, Santiago del Estero, Eldorado, Catamarca, Orán y Resistencia. A este proceso de agrupamiento hay que sumarle que se ha fracturado la Comisión Interna de la Corte Suprema, donde un importante grupo de delegados ha resuelto sumarse a la Violeta y ha editado una plataforma antiburocrática y de lucha. Algo similar ocurrió con las comisiones internas del Ministerio Público Fiscal y del Comercial.

En la lista para la Comisión Directiva, la Agrupación Bermellón ocupa los cargos de la Secretaría de Derechos Humanos, la de Relaciones Institucionales y Legislativas y una vocalía y, para los congresales de la Capital, tiene cargos en paridad con el resto de las fuerzas.
La Violeta ha lanzado una vasta campaña entre los compañeros de los distintos puntos del país, con el objetivo de disputarle a Julio Piumato la conducción del gremio, para ponerlo al servicio de la lucha de los trabajadores judiciales.

Pero la campaña no se desarrolla en un marco convencional sino en el de la lucha paritaria, contra el traspaso de la Justicia nacional a la Ciudad y los intentos para aplicar una reforma laboral en la Justicia. El gobierno plantea flexibilidad laboral para los judiciales, aumento de la jornada de trabajo, la eliminación de vacaciones y licencias, una fuerte rebaja salarial, el pago del impuesto al salario y la eliminación de la estabilidad laboral con sistemas de evaluación que permiten despidos.

La directiva encabezada por Piumato ha dejado pasar esta ofensiva y, pese a que desde junio del año pasado sólo recibimos un magro 5% compensatorio por el desfasaje de 2017 y nada por este año, aunque la inflación ya alcanza a casi el 10%, ni siquiera ha reclamado un aumento de salarios. Mucho menos se ha propuesto preparar a los judiciales para la pelea por el aumento, cuando la pauta oficial está anclada en el 15%.

El alejamiento de Piumato con Moyano podría preanunciar que la actual conducción de la UEJN se integraría aún más al gobierno y a la Corte.

Después de recibir un magro 5% de aumento en enero, en concepto de lo perdido en 2017 (totalizando así un 26,5% en tres pagos para todo el año pasado), las comisiones internas y los delegados que integramos la Violeta planteamos un primer tramo de aumento salarial del 12% (recuperando así el nivel salarial de octubre de 2015), junto a la indexación automática trimestral en base al aumento del costo de vida; el rechazo a la reforma laboral en la Justicia y el traspaso a la Ciudad y la convocatoria al plenario de delegados con mandato de asamblea para resolver un plan de lucha.

Vamos por estos reclamos, vamos por la recuperación de la UEJN para todos los judiciales.

Tags: judiciales

Compartir

Comentarios