fbnoscript
23 de marzo de 2018

Ya se puede ver online “40 balas: El caso Fischer-Bufano”

El documental, que indaga en el asesinato de dos militantes de Política Obrera, muestra cómo el terrorismo de Estado comenzó con la Triple A de Perón.
Por Antonia Torrebruna

A poco de una nueva movilización por un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, los directores de la película documental 40 balas, que da cuenta del asesinato por parte de la Triple A de dos delegados obreros y militantes de Política Obrera (antecedente del Partido Obrero), decidieron poner el film en circulación libre a partir de colgarlo en YouTube.

Prensa Obrera conversó con Ernesto Gut quien, junto con Dionisio Cardozo, dirigió el documental.

¿Por qué eligieron este momento para poner online la película?

Teníamos mucha demanda para que 40 balas pudiera ser vista en el interior y pensamos que ya era tiempo de que la película tuviera una circulación más libre, ya fuera de los cines y de la visión muchas veces compartida mediante cine debates o la exhibición en centros culturales. Si este fue uno de los principales objetivos de la película, que tuviera una visualización colectiva, este nuevo relanzamiento también es una forma de abrir la discusión.

La subieron a YouTube a días de un aniversario más del golpe de Estado de 1976. ¿Qué relación tiene su film con esos acontecimientos?

La Triple A marcó el inicio del terrorismo de Estado, impulsada por el peronismo, bancada por el Estado. Se trata de un proceso que empieza con el regreso de Juan Perón y la formación de grupos de tareas financiados por el Estado e integrados por miembros de las fuerzas de seguridad, muchos de ellos retirados que volvieron a la circulación en estas bandas. La Triple A tenía una estrecha vinculación con la burocracia sindical. Una marca de la Triple A y su continuidad con la dictadura es la persecución muy particular no a miembros de la guerrilla, sino a personalidades de la vanguardia obrera, estudiantil e intelectual.

¿Por qué la Triple A eligió como objetivos a Fischer y Bufano?

La organización sindical que Fischer y Bufano habían logrado establecer en Miluz [fábrica de pintura] era muy importante para todos los trabajadores de la pintura. Trabajadores de otras empresas del gremio, incluso más grandes que Miluz, veían en esta orientación no sólo un polo de construcción sindical, sino también político, por la reivindicación de la política de independencia del peronismo y la burocracia sindical. Mostraban un camino de desarrollo para sus reivindicaciones y para su realización como clase. Se trata de un periodo marcado por el Cordobazo, sobre todo para la clase obrera más concentrada. Miluz, al estar en el cordón industrial de la Zona Norte, estaba vinculado no sólo con las grandes fábricas automotrices de la Panamericana, sino también con el Cordón Industrial de San Lorenzo, en Santa Fe. Concretamente, constituía un peligro para la burocracia, ya que una lista del clasismo podría haber ganado el gremio.

También marca entonces el retrato de una generación que tomaba cada vez más las banderas del clasismo y el socialismo.

En ese momento la orientación que llevaban adelante era de confrontación y crítica del gobierno peronista. Se trataba de un “diferencial político muy importante”, como dice Jorge Altamira en el documental. Por eso el gobierno peronista decide la conformación de la Triple A, desde el propio Estado, para usarla como herramienta para la liquidación física de una generación obrera que tenía como horizonte el clasismo y el gobierno de los trabajadores.

LEER MÁS: “40 BALAS Y LA IMPUNIDAD DE LA TRIPLE A”, POR CLAUDIA FERRERO

LEER MÁS: “A 42 AÑOS DEL ASESINATO DE FISCHER Y BUFANO”

El film se puede ver acá:

 

 

Compartir

Comentarios