fbnoscript
9 de abril de 2018

El fraude de los “jardines municipales” en Escobar

Por Claudia Consiglio, Secretaria Adjunta Suteba Escobar

El intendente del municipio de Escobar, Ariel Sujarchuk (PJ), lideró a fines de marzo la inauguración de tres “jardines municipales” en el distrito. En sus intervenciones públicas no dejó de destacar que su gobierno es “fundacional” en temas referidos a la creación de jardines de este tipo en la provincia. Inclusive el ministro de Educación de María Eugenia Vidal, Gabriel Sánchez Zinny felicitó públicamente al intendente y lo reivindicó como “ejemplo” para imitar en otros municipios.

¿Qué hay detrás de estos pomposos anuncios?

Los docentes de Escobar conocemos muy bien la realidad del nivel inicial: la seccional Escobar de Suteba viene denunciando hace años el déficit de infraestructura escolar que mantiene a más de 2.000 niños en lista de espera sin poder acceder a una vacante. Las 260 vacantes generadas a partir de la creación de estos nuevos jardines apenas cubre el 13% de la demanda real del distrito. O sea, una gota en el mar.

La efusiva felicitación del representante de Vidal al intendente tiene como telón de fondo la profundización de la municipalización de la educación. Mientras que el pago de los sueldos de docentes y auxiliares correrá por cuenta de la provincia, la Dirección General De Cultura y Educación se retira de su responsabilidad de la construcción de escuelas y su mantenimiento. En este sentido, el SAE (Servicio Alimentario Escolar) fue traspasado a la órbita municipal sin que esto significara la mejora del servicio. En el caso del nivel inicial, no se envían alimentos para la totalidad de la matrícula de los jardines provinciales y la calidad de la mercadería sigue siendo pésima.

Peor: los “jardines municipales” no son establecimientos de nivel inicial según la normativa vigente lo establece, ya que funcionan en edificios cedidos y no construidos para tal fin. Por ejemplo, el “jardín” del barrio Lambertuchi funciona en lo que fue la guardería municipal y tiene apenas 2 aulas, sólo funciona en el turno tarde y tiene una matrícula de sólo 40 niños de 5 años. Según la opinión de las maestras de inicial, un jardín de infantes propiamente dicho no puede funcionar en cualquier edificio, necesita espacios amplios y adecuados a las actividades que los niños de este nivel necesitan desarrollar como dinámica de juego o expresión corporal, entre otras.

Tribuna Docente y el Suteba Escobar ratifican la urgente necesidad de la construcción de al menos un jardín por localidad con infraestructura de acuerdo a las necesidades de los niños; no queremos aulas “containers” ni niños estudiando en condiciones precarias. La municipalización de las escuelas ya ha sido aplicada por distintos gobiernos en diferentes países y significó el camino hacia el deterioro de la calidad educativa y la puerta a la privatización.

No queremos “espejitos de colores”: el nivel inicial (como la educación pública en general) es un nivel siempre subestimado por las políticas educativas, adjudicándole explícita o implícitamente una función asistencialista y socializadora, desdibujando su función pedagógica de enseñanza y aprendizaje fundamental para la escolarización primaria.

El reclamo por la construcción de jardines de infantes, nombramiento de todos los cargos faltantes, mobiliario, comedores escolares, entre otros, sigue siendo una bandera que no vamos a abandonar los docentes ni los padres.

Foto: ministro Gabriel Sánchez Zinny junto al intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk

Compartir

Comentarios