fbnoscript
4 de enero de 2018

La juventud se moviliza por la liberación de César Arakaki

Viernes, a las 8 hs, corte de calle de la FUBA y el movimiento educativo contra la persecución a los luchadores.
Por Fer Ramal

La encarcelación de César Arakaki, y la orden de detención dictada contra Dimas Ponce, ambos militantes del Partido Obrero, marcan el carácter del régimen político en el que vivimos. Indigna ver a César en Marcos Paz –sin pruebas que lo incriminen y habiéndose presentado voluntariamente dos veces ante el juzgado– por defender a los jubilados, mientras el genocida Etchecolatz fue amnistiado con el beneficio de arresto domiciliario y el único gendarme imputado en el caso de Santiago Maldonado fue ascendido por la ministra Bullrich.

Mientras el gobierno se juega a disciplinar con la represión a quienes salimos a luchar contra el paquetazo de reformas, la juventud sigue en las calles, ahora contra la persecución a los luchadores.

La Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) votó un pronunciamiento político y junto a la Federación de la Universidad Nacional de las Artes, la AGD y ocho centros de estudiantes de la UBA (Filo, Vete, Farmacia, Psico, Sociales, FADU, Exactas y Agronomía) realizará un corte de calle el viernes 5, a las 8 de la mañana, en Callao y Corrientes. Esta medida, impulsada a propuesta de la UJS, además está siendo discutida también en numerosos centros de estudiantes secundarios y terciarios.

Quienes no adhirieron a la convocatoria, como era previsible, son los centros de estudiantes dirigidos por la Franja Morada (Nuevo Espacio), lo cual no sorprende ya que sus diputados aportaron quórum a la sesión (Losteau) o votaron a favor de la reforma previsional, como Josefina Mendoza, presidenta de la Federación Universitaria Argentina. A estas ausencias anunciadas se les suma la del centro de estudiantes de Ingeniería, dirigido por el MLI, quien viene de una fuerte integración al rectorado de la UBA. Han llegado al extremo de decir que el centro no tiene por qué pronunciarse por la liberación de un compañero apresado por luchar. El contraste entre una FUBA independiente que convocó a cientos de estudiantes contra la reforma previsional y que en pleno enero estará en las calles, con la FUA del gobierno de Macri marca la importancia que tiene para todo el movimiento estudiantil la defensa de la FUBA en este contexto.

La semana que viene impulsaremos una gran columna educativa en la marcha del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y en el corte votaremos un plan de acción para que todo el movimiento estudiantil siga a todo ritmo en enero.

Además de las acciones de lucha del movimiento, la UJS de la Capital pondrá todas sus energías para que la libertad de Cesar sea una consigna popular de la juventud. En ese sentido, realizaremos pintadas, juntas de firmas y festivales en todas las zonas de la ciudad. Para el domingo 14 ya está convocado uno en Parque Centenario.

La encarcelación a César es un ataque de conjunto a la juventud que se organiza contra el gobierno y un adelantamiento de cómo quieren aprobar las reformas laboral y educativa.

Llamamos a toda la juventud que estuvo tomando los colegios en 2017 contra la “nueva escuela secundaria”, a los terciarios que pelean contra el cierre de los 29 institutos de la ciudad, a los estudiantes de la UBA que estuvieron con la FUBA el 18 de diciembre, a la juventud trabajadora que lucha a pesar de la burocracia sindical y a los miles de jóvenes de los barrios de la Capital que estuvieron en los cacerolazos a organizarse con la UJS por la libertad a Cesar Arakaki y Dimas Ponce, que no es ni más ni menos que otro capítulo en la pelea por derrotar la ofensiva del gobierno sobre los trabajadores y la juventud.

 

Compartir

Comentarios