fbnoscript
28 de marzo de 2018

Nuevo ataque de la derecha eclesiástica contra local del Partido Obrero

Ocurrió este martes en Villa Urquiza.
Por Pablo D.

El local del Partido Obrero de Villa Urquiza fue foco, en la tarde, de un ataque por parte de movimientos anti-abortistas y defensores de la última dictadura cívico-militar que desapareció 30.000 compañeros.

En esta oportunidad, a través de dos afiches pegados provocativamente en la vidriera del local. En uno, se ve la imagen de un feto acompañada con la leyenda “Porque nacer es un derecho y no una desición” (sic). En el otro, se lee: “´Lo de los 30 mil desaparecidos lo inventé yo en Holanda para que Madres de Plaza de Mayo recibieran subsidios´. Luis Albraña ex Montonero”.

No es el primero de los locales del PO que, en los últimos tiempos, sufre este tipo de agresiones. Esta semana ocurrió también en el local de Paternal, donde la agrupación neonazi de Alejandro Biondini, Bandera Vecinal, tapó una pintada a favor  con reivindicaciones del movimiento de mujeres y el reclamo de justicia por Marielle Franco y dejaron, a modo de amenaza, una nota en el local partidario que decía: “Para los que están a favor del aborto. Las mujeres se pueden ligar las trompas. Los hombres se pueden hacer vasectomia. De esa forma no provocan un crimen. La brecha se termina cuando no haya mas surdos” (sic).

Los agresores hacen blanco en el Partido Obrero y la izquierda porque constituye el bloque político que, desde hace tiempo y de manera sólida, se manifiesta y organiza por el aborto legal, seguro y gratuito, como así también por el juicio y castigo a los genocidas.

No sorprende que estos ataques proliferen luego de la manifestación pro aborto clandestino del 25M y de los anuncios de una “contraofensiva” clerical contra la legalización de la interrupción del embarazo, tras las grandes movilizaciones de mujeres y del multitudinario 8M, que tuvieron entre sus ejes este reclamo y lograron colocarlo en la agenda política.

No podemos dejar de señalar la connivencia de estos grupos con el gobierno, con el clero católico y evangélico y con el aparato represivo. El guiño del gobierno a la campaña oscurantista se vio expresado, por ejemplo y de manera ridícula, por el “poema” anti-aborto publicado recientemente por el ex ministro de Educación y actual senador oficialista, Esteban Bullrich. Sumado a esto, se encuentra la campaña oficialista por la “reconciliación” con los represores, el ataque “al curro de los derechos humanos” y a la cifra histórica de 30 mil detenidos-desaparecidos y toda la línea de rehabilitación de las fuerzas armadas para su participación en la represión interna. Los grupos derechistas se sienten amparados por esta política para atacar a la izquierda que lucha contra la realidad concreta que sufren las mujeres que se ven obligadas a practicar abortos en condiciones precarias y contra la impunidad de ayer y hoy.

Frente a esto, es preciso reforzar la campaña de todas las luchadoras y luchadores por el aborto legal, seguro y gratuito, contra la barbarie promovida desde el Estado y la Iglesia, y por la defensa de las libertades democráticas.

Te invitamos a organizarte con el Partido Obrero para encarar esta tarea.

Compartir

Comentarios