fbnoscript
10 de febrero de 2018

La Rioja: murió uno de los cadetes torturados

Otro crimen del aparato represivo
Por Partido Obrero de La Rioja

En la madrugada de hoy se conoció la noticia de que finalmente el cadete Emmanuel Garay murió como consecuencia de la brutal tortura a la que fue sometido en la Escuela de Cadetes. En el primer día de entrenamiento, el lunes último, 12 cadetes resultaron internados, 7 de ellos en terapia intensiva, varios debiendo ser sometidos a diálisis, como consecuencia de dos sesiones de tortura. Familiares denunciaron que los tuvieron dos horas parados bajo el sol con una temperatura de 42 grados, que a los que pedían agua los hacían firmar la baja y que el propio cadete Garay, de solo 18 años, convulsionó durante 20 minutos en el piso sin recibir asistencia de los instructores que en cambio se burlaron de él. Garay, tras pasar varios días en coma, acaba de morir y es un nuevo crimen de las fuerzas represivas, que se suma a los de Rolando Bazán, Romina Ríos, Roberto Agüero, Semilla Luna y muchos más.

La reacción del Gobierno de Casas fue la inmediata intervención de la Escuela de Cadetes y la detención de toda su cúpula el mismo día martes. Tanto Casas como el Ministro de Gobierno Juan Luna Corzo trataron de mostrarse “indignados” por lo ocurrido. Pero su indignación está marcada por el cinismo. Similares denuncias ya habían trascendido el último año respecto de la Escuela de Cadetes de Chepes, y el año anterior en Chilecito. Es decir, habían claros antecedentes de la mecánica de tortura en la preparación de los cadetes y el gobierno provincial avaló esta política. No solo eso, en 2015 el femicidio de Romina Ríos puso en cuestionamiento a la Escuela de Cadetes, puesto que fue asesinada por el policía Pedro Ortiz el mismo día que éste terminó su cursado y recibió su arma reglamentaria. En ese entonces el Gobierno tuvo que reconocer la falta de controles psicológicos y la pésima formación de la Escuela, tomando como medida la duplicación del tiempo de cursado. Está a las claras que aumentar el tiempo de cursado no cambiará en nada la orientación de la Policía siempre que la formación sea en el marco de sesiones de tortura y humillación de todo tipo. Ésta es la mecánica de las Fuerzas represivas para formar personal que luego desate la misma violencia a la hora de reprimir. Es la escuela de los Chocobar, que luego asesinan fácilmente por la espalda, con el apoyo del Gobierno de Macri y Bullrich. Por estas horas, es insólito que el Jefe de Policía Luis Paez y el Secretario de Seguridad Luis Angulo permanezcan en sus cargos, no siendo éste el primer crímen que los tiene como responsables. Es que la política represiva de Casas y compañía no dista en nada con la del gobierno nacional.

Necesitamos reorganizar a la juventud en contra de esta política de muerte. En La Rioja, los jóvenes no tenemos posibilidades de trabajar y cuando lo hacemos es en condiciones de precarierdad. El Estado pone a su policía de la muerte como única salida para la juventud. Debemos organizarnos por trabajo genuino y en blanco y en defensa de la educación.

Exigimos el esclarecimiento de este nuevo crimen de las fuerzas represivas. Que se investiguen todas las responsabilidades materiales y políticas. El planteo de desmantelamiento del aparato represivo está más vigente que nunca, puesto que con fuerzas que están orientadas socialmente en contra de las masas, crímenes como éste se repetirán. Apertura de los libros de la comisaría, separación de todo efectivo implicado en casos de gatillo fácil, tortura y crimen organizado. Por nuevas fuerzas de seguridad bajo control de organismos de derechos humanos y barriadas. Justicia por Emmanuel Garay.

Partido Obrero- La Rioja
 

Tags:

Compartir

Comentarios