fbnoscript
14 de abril de 2018

A dos años del femicidio de Maria Silvana Barrios la lucha continúa

Por Gisella Moreira (abogada - Plenario de Trabajadoras)

Maria Silvana Barrios era una joven de 19 años, que fue encontrada muerta en su casa la noche del 12 de abril de 2016. Era madre de dos niños pequeños Lucy y Jaime. La Fiscalía caratuló su causa como “suicidio” tras atender el relato que su ex pareja le hiciera a la policía y, sin escuchar a sus familiares, archivó la causa.

Para su familia, Silvana no se suicidó. Fue un femicidio cometido por su pareja Nelson David Lencina. La lucha de sus familiares y del Plenario de Trabajadoras logró desarchivar la causa para que se comenzara a investigar lo que realmente había ocurrido ese 12 de abril.

Los familiares de las víctimas, en estos casos se vuelven los investigadores principales porque tienen que buscar todas las pruebas e indicios para garantizar que no quede impune. Amalia Gómez y Silvano Barrios no bajaron nunca los brazos en la lucha por la verdad: Silvana padecía violencia de género. Fueron ellos quienes aportaron los datos relevantes, las fotografías que mostraban las marcas en el rostro de Silvana, Sin embargo, para la Fiscalía no fue prueba suficiente, realizaron una investigación lenta, prueba de esto es que demoraron 8 meses en diligenciar la pericia de reproducción de los hechos.

Amalia Gomez, su madre ha quedado a cargo de sus dos nietos y no recibe ningún tipo de ayuda del Estado, garantizando la educación y alimentación de dos niños que también fueron víctima del femicidio de su madre. Actualmente estamos en la etapa de realización de pruebas, reunir los suficientes indicios para poder formularle cargos a Lencina por femicidio y a partir de ahi llevarlo a juicio. No hay ningún imputado en la causa.

Los femicidios aumentan y el presupuesto para las mujeres cada año es menor, de esta forma el Estado coloca en las mujeres la responsabilidad de salvar su propia vida. Una realidad que desnuda la complicidad del Estado y su Justicia sobre las mujeres trabajadoras.

En Neuquén, en lo que va de 2018, hemos tenido 5 femicidios, cifras en aumento respecto del 2016 y 2017. Sin embargo el gobierno del MPN, no ha colocado un solo centavo más a los escasos programas que existen para la prevención de violencia hacia la mujer. Los programas públicos de asistencia a las mujeres están totalmente desmantelados como el 0800 Mujer y en algunas ciudades ni siquiera existen. Las mujeres reciben por violencia familiar un subsidio de $5.000 en el mejor de los casos y por tres meses, cifra de indigencia. El gobierno condena a las mujeres a regresar con sus parejas violentas o a someterse a otras situaciones abusivas porque no pueden alimentar a sus hijos/as.

El Proyecto de Ley de casas refugio que ha sido presentado en la Legislatura de Neuquén por nuestra compañera Patricia Jure sigue cajoneado. Por eso es que hemos redoblado la apuesta en el Concejo Deliberante donde exigiremos Centros de Asistencia Integral y Casas Refugio para mujeres víctimas de violencia, un salario igual a la canasta familiar, trabajo en blanco y terminar con la violencia laboral que implica la precarización.

El Plenario de trabajadoras se encamina a esta batalla. ¡Justicia por Silvana Barrios!

Compartir

Comentarios