fbnoscript
12 de marzo de 2018

Fuego amigo: qué hay detrás de la crisis política en Chaco

Todo apunta a que el avance de la justicia sobre los funcionarios del gobierno de Domingo Peppo, por corrupción, responden a una interna en el oficialismo.
Por Juan García

El sorpresivo avance de la justicia federal de Resistencia, a través de nueve allanamientos llevados adelante el día viernes, pone contra las cuerdas al gobierno chaqueño de Domingo Peppo (PJ). Se investiga lavado de activos y fraude a través de la Fiduciaria del Norte, una entidad creada bajo el Gobierno de Roy Nikisch y fortalecida por Jorge Capitanich para manejar licitaciones con fondos públicos. La investigación apunta al menos en dos sentidos: el manejo de los fondos de la pauta publicitaria estatal y los contratos con la empresa de publicidad Brandon SRL; y la malversación de los fondos de cooperativas de obra pública a través de la cooperativa manejada por la familia Retamozo. 

Las dos vías conducen al secretario general de la Gobernación, Horacio Rey, ex hombre fuerte del Gobierno de Peppo. Rey manejaba en forma directa la pauta publicitaria y, a través de su cuñado, Ismael Fernández (quien manejaba la Unidad Ejecutora Chaco Construye), la adjudicación de la obra pública. Tanto Rey como Ismael Fernández, su hermana Susana Fernández, los Retamozo y el subsecretario de Comercio, Roberto Lugo, han sido impedidos por la justicia de salir del país. El fiscal Patricio Sabadini, quien ordenó los allanamientos, señaló que “no descarta detenciones”; según este, el funcionario más comprometido es Roberto Lugo, quien fue colaborador de la radical Aida Ayala, presidente de la Federación Económica del Chaco, luego ministro de Desarrollo Social de Bacileff Ivanoff y ahora Secretario de Comercio. Cuando Ministro, Lugo fue denunciado por el Centro Mandela por ser el adjudicatario, a través de testaferros, de las compras del Ministerio. 

LEE TAMBIEN: CRISIS EN CHACO:¿QUE CAMBIA PARA LOS TRABAJADORES?

El nivel de precisión con el que actuó la justicia habla de una denuncia elaborada por alguien del entorno de la Gobernación. El fiscal de la investigación, Patricio Sabadini, verdadero responsable de los allanamientos y el curso fulminante de la investigación, está vinculado de vieja data al kirchnerismo, a Capitanich y a Zaffaroni. En su momento, cuando era parte de Justicia Legítima, fue designado por Gils Carbó como colaborador de la UFI Amia, y luego removido. Uno de los sitios allanados fue la secretaría de Legal y Técnica, a cuyo cargo estuvo Nadia García Amud, la diputada que se quiso desaforar por el escándalo en los carnavales de Corrientes, y que está totalmente enemistada con Rey. Todo apunta a la existencia de “fuego amigo” en el propio oficialismo. Peppo tiene a Capitanich (hermano) en la línea sucesoria. 

El gobernador reaccionó a la crisis ordenando separar de sus cargos en tiempo record a todos los funcionarios acusados. Pretende sacarse de encima la responsabilidad política con el escándalo. Deberá, ahora, armar un gobierno con más juego para sectores internos del PJ que fueron en su momento relativamente opacados por Rey y su camarilla. Pero las derivaciones de la situación son amplias y el esfuerzo de contener la crisis puede terminar en un fracaso. La propia Justicia podría avanzar sobre otros funcionarios, como Cristian Ocampo, el ministro de Hacienda, lo que implicaría aún más al gobernador al involucrar a todo el sector más cercano de su gabinete. La separación de una camarilla que manejó los hilos del gobierno provincial durante dos años puede producir un contragolpe, contra los sectores del PJ que pretenden lucrar con la crisis e incluso contra el propio gobernador. 

El radicalismo, por su parte, pretende explotar la situación con un planteo “anti corrupción”, que se basa en omisiones groseras. Por un lado, la Fiduciaria del Norte fue creada por el propio Roy Nikisch, ultimo gobernador radical de la provincia. Se sostuvo gracias a los pactos PJ-radicales en la Cámara. El gobierno de Macri ha sido socio de Peppo sin importarle sus desmanejos previos, cuando dirigía bajo Capitanich el Instituto de Vivienda –los que nunca fueron investigados. El Partido Obrero plantea que la caída de los corruptos Rey-Peppo no puede ser aprovechada para fortalecer a la banda de apoyo a los corruptos de Caputo-Macri.

Para el movimiento popular de la provincia, es el momento de apostar a una alternativa independiente contra el entramado de ajuste del PJ y la UCR. El alineamiento con cualquiera de las variantes del PJ, todas ajustadoras, conduce a un callejón sin salida. Planteamos: interpelación legislativa del gobernador para que dé respuesta sobre la crisis; disolución de la fiduciaria del Norte e integración de su presupuesto al presupuesto del Estado, bajo control de las organizaciones populares; investigación independiente de todas sus finanzas desde su creación.
 

Tags: chaco, corrupcion

Compartir

Comentarios