fbnoscript
19 de marzo de 2018

El gobierno prepara un cromañón aéreo

Exijamos Congresos de delegados para votar paro activo y plan de lucha
Por Agrupación La Pista

La llamada "revolución de los aviones" del ministro de transporte Guillermo Dietrich retoma la política de "cielos abiertos" de Menem, que dejó al borde de la quiebra a Aerolíneas Argentinas y concluyó con la masacre de Lapa (Líneas Aéreas Privadas Argentinas) en 1999.

En tiempo record, y a pesar de todos los análisis, se autorizaron 500 frecuencias dentro de nuestro espacio aéreo a empresas sin capital ni aviones y asociadas a funcionarios del gabinete o  la familia presidencial.

En un mes de operaciones, la low cost Flybondi canceló 124 vuelos y anunció 70 cancelaciones más hasta fin de marzo afectando a unos 10000 pasajeros. La utilización de aeronaves con 20 años de uso ha provocado varios incidentes por fallas de todo tipo que obligaron a abortar despegues, aterrizar en aeropuertos no previstos o enviar equipajes por tierra.

Aeropuertos

 

Al habilitar nuevas rutas ni siquiera se tuvo en cuenta la infraestructura aeroportuaria ya colapsada con el tránsito actual. El  aeropuerto militar de El Palomar fue transformado en comercial  a cuenta del Estado ($30 millones) y entregado  a Eduardo Eurnekian  (Aeropuertos Argentina 2000), recientemente condenado por evasión. Eurnekian, además, es responsable de la muerte en diciembre de Carlos Benedetti, inspector de Migraciones del Aeropuerto de Ezeiza, que hacinado en un cuarto de 1x1 y luego de una prolongada jornada, sufrió un infarto sin recibir atención médica durante 20 minutos. Luego, el desfibrilador no tenía pilas ni los tubos oxígeno. Es el tercer compañero de Migraciones que muere en 2 años.
 

La autorización judicial para operar el "nuevo" aeropuerto no hizo lugar al amparo presentado por los vecinos de Hurlingham y El Palomar,  movilizados contra la contaminación ambiental y sonora y el riesgo para la seguridad de esa zona densamente poblada. No existe un plan de emergencias.


Control de tráfico
 

Los controladores aéreos vienen advirtiendo del riesgo creciente de las operaciones aéreas. En 2015 los K crearon la Eana S.E (Empresa Argentina de Navegación Aérea), paso previo a la privatización del servicio, haciendo perder a los controladores  su condición de empleados públicos, instaurando la "esencialidad" para prohibir medidas de fuerza. Luego el macrismo impuso un sindicato fantasma con un convenio a la medida. Se aumentó la jornada laboral  de 6 a 8 horas que rigió por 40 años en el Centro de control de área Ezeiza (ACC), siendo una actividad altamente estresante. La introducción de tecnología nueva en Aeroparque resultó incompatible con el instrumental obsoleto de Ezeiza y otras bases, lo que genera crisis constantes y sobrecarga de tareas por la interrupción en las comunicaciones. Se intenta cerrar la central  de control de Comodoro Rivadavia, una de las 5 que existen y que tiene a su cargo todo el sur del país.

Aerolíneas: desguace y rebaja salarial


Las low cost quieren ser utilizadas como instrumento de precarización en toda la actividad, en nombre de la "sana competencia".
 

En Aerolíneas-Austral los vuelos se han multiplicado, pero las dotaciones se han reducido producto de los retiros "voluntarios" y no se toman nuevos trabajadores en los talleres de mantenimiento. Se presiona para destruir las condiciones de trabajo incluso al precio de comprometer la seguridad aérea.
  
En todos los aspectos se replican los negociados kirchneristas: Macri quiere vender los Embraer de Austral  a sus socios de Avianca, equipos comprados a Lula por el procesado Ricardo Jaime con U$S 70 millones de sobreprecio. Jaime es juzgado también por el pago de coimas para habilitar el ingreso de LAN, lo que inició la apertura de cielos que hoy el macrismo continúa.

 

Siguiendo los pasos del ex titular de Aerolíneas Mariano Recalde que entregó el destino México DF a los socios de Sky team y luego abandonó  los transpolares a Australia y Nueva Zelanda, el macrismo canceló la ruta a Barcelona, un ataque directo a la compañía por ser un vuelo que siempre salió completo y que en 2018 tenía previstas cifras récord de pasajeros con destino al Mundial de Rusia. Directa beneficiada es Level, la low cost del grupo IAG (Iberia- British) que ya está ofreciendo esta ruta.

 

El macrismo arrancó su gestión cerrando SOL (300 despidos). Ahora van por Fadea (Fábrica de Aviones, 150 despidos y 500 suspendidos). La burocracia de los gremios aeronáuticos está ausente.

 

En Aerolíneas la paritaria cerró en el 17% consolidando una caída salarial del 15% en dos años. La llamada unidad de los  5 gremios aeronáuticos se limitó a un paro -acatado masivamente- para arriar rápidamente  las banderas.  Sometieron al desgaste a los trabajadores que veían pasar los meses sin acuerdo y sin ningún plan de lucha. Convocaron a un Plenario conjunto de delegados  pero avisando que estaba prohibido hablar. La oferta "inaceptable"  de Aerolíneas según el quinteto pasó a ser aceptable sin explicación alguna.
 

Ahora se declaran en "alerta y movilización". Otra cortina de humo para disimular la entrega del salario y la parálisis frente a este panorama catastrófico.

 

Las burocracias no son dueñas de nuestros sindicatos. Un estado de indignación y debate recorre todos los sectores. La tradición de lucha de los  aeronáuticos deberá avanzar hacia el reclamo de Congresos de Delegados con mandato de asamblea para votar un plan de lucha que se inicie con un paro activo de todos los gremios del sector.
 

Esta es nuestra propuesta.

Fuera las Low Cost y los cielos abiertos
Por una única linea de bandera controlada por sus trabajadores.

No al desguace de AR/AU. Defensa de todos los puestos de trabajo.

No al cierre de Fadea. Ocupemos la planta frente a los despidos.

No a la privatización del control de tráfico aéreo. No a la "esencialidad" antihuelgas. Defensa de las 6 horas.

No a las normas LAR y al despacho centralizado.

No a la rebaja salarial. Reapertura de las paritarias.

Basta de tercerización en los aeropuertos.

Nacionalización del sistema aeroportuario y su funcionamiento bajo control de los trabajadores.

Asambleas para votar un paro activo y  plan de lucha de todos los aeronáuticos.

Compartir

Comentarios