fbnoscript
17 de febrero de 2018

Otra paritaria de miseria para los municipales porteños

Sutecba firma el techo salarial de Macri y Rodríguez Larreta
Por Corresponsal

El ejecutivo porteño y Sutecba firmaron otra paritaria de miseria. Sin consultar a la base del gremio, sin anunciar cuanto reclamaría ni convocar a una movilización. Este acuerdo salarial, festejado por el gobierno de la ciudad y la prensa oficial, corresponde a un  aumento del 10,6% sobre los magros salarios de los trabajadores municipales de la Ciudad de Buenos Aires.  Diarios oficialistas resaltan que "el incremento es 3 puntos inferior a la inflación oficial estimada para 2018. Y casi 6 a la que calculan para este año consultoras privadas"(Clarín, 14/2). También es importante recordar que el transporte aumentará 66%, en el transcurso del año, y las naftas ya aumentaron dos veces en lo que va del año. Se configura entonces un cóctel que pulverizará el salario de todos los municipales y a lo largo del año significará una depreciación de 14,4% sobre nuestro poder adquisitivo.

Con este acuerdo, el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta consigue cerrar una paritaria testigo en la ciudad de Buenos Aires, que indicaría el nivel de aumento del resto de los trabajadores municipales como docentes y profesionales de la salud. El arreglo va en consonancia con la  política del gobierno nacional, cerrar paritarias a la baja y utilizar a sus gobernadores o jefes de gobiernos para aleccionar al movimiento obrero, utilizando al salario como la principal variable de ajuste. Así, el pacto fiscal que Larreta firmó en diciembre, que implica la reducción de ingresos brutos para las patronales, se reembolsa del bolsillo de los trabajadores, cristalizándose
en esta paritaria a la baja, que UPCN también firma.  

¿Y Sutecba qué dice?

Un capítulo aparte le corresponde a la dirección sindical de Sutecba, con más de 40 años en la conducción del gremio, que son los socios ideales de este gobierno de ajuste. Han disfrazado este aumento, que está tres puntos por debajo del techo del 15% que impuso el gobierno nacional, como un 17% producto de la suma que otorgaría la aplicación de la Carrera Administrativa. Según los medios, en el acuerdo se "ultimaron detalles de lo que será la nueva carrera administrativa. La misma implica evaluaciones de desempeño de todo el personal en donde se pondrán el foco en la responsabilidad y el conocimiento" (Ambito Financiero 16/2). El salario quedaría condicionado por esas evaluaciones, en una carrera que no se explica como se aplicaría, ni los montos de aumento en cada tramo,  y de la que miles de trabajadores contratados quedarían afuera por no estar en planta.

El acuerdo de este año se pagará en dos cuotas, 8% en abril y 4% en agosto y representa una rebaja salarial que profundiza el deterioro de nuestro salario. No reconoce el salario perdido en las paritarias de los últimos dos años, donde se acumula una pérdida de 20 puntos contra una inflación que superó el 25% ambos períodos. Estos magros porcentajes se aplican sobre salarios que no cubren la canasta de pobreza ($16.847): hoy un administrativo nivel 1 cobra $15266 de bolsillo.

La cláusula gatillo es un engaño del 3% con un bono de 5 mil por única vez, pan para hoy y hambre para mañana.

Otro camino

El  problema que se presenta cuando se debaten las paritarias es el método antidemocrático de las conducciones de Sutecba y UPCN, que dándole la espalda al conjunto de los trabajadores los dejan sin voz ni voto en esta etapa crucial. Los gremios le regalan al gobierno una caída salarial y reforma laboral a cambio de prebendas en el manejo de las cajas sindicales y  las obras sociales. Los trabajadores pagamos los platos rotos.

Desde Tribuna Municipal denunciamos este manejo, y planteamos organizar asambleas que rechacen este acuerdo y debatan un aumento del 35% en una cuota. A su vez el blanqueo que recomponga el salario básico, que hoy en día está por debajo de la línea de pobreza. Que se elijan paritarios en asamblea general.

Plan de lucha por asambleas en todos los hospitales y dependencias para conseguir un 35% de aumento sin cuotas; por el reencasillamiento; por el pase a planta; movilicemos el 21 de febrero por un paro activo nacional y plan de lucha.

Compartir

Comentarios