fbnoscript
19 de marzo de 2018

Ante las elecciones en la Universidad de La Matanza

Por La Comuna – UJS La Matanza

Este 9, 10 y 11 de abril se desarrollarán en la Universidad de La Matanza (UNLaM) las elecciones de claustro y centro de estudiantes. A 100 años de la reforma universitaria y su espíritu de democratización de la universidad, asistimos otro año más, luego de 20 años, a un escandaloso fraude.

La Liga Federal Universitaria, quien responde a la Juventud Universitaria Peronista, sigue manteniendo un régimen electoral fraudulento y proscriptivo en la UNLaM. No existe la “junta electoral” conformada por las listas participantes, solo reuniones informativas; las exigencias de presentación de avales son superiores a las requeridas para obtener la legalidad  para presentarse a gobernador de la provincia de Buenos Aires; dividen la elección en absurdas 50 mesas y permiten no más de 5 fiscales por lista; no permiten a ningún fiscal participar del recuento de votos, este mismo se hace con La Liga y las autoridades; mezclan la elección de claustro con la de centro de estudiantes y califican el voto, no permitiendo a todo el estudiantado participar de la elección de las autoridades de junta; además de evitar todo tipo de campaña, imponiendo veda y realizando los comicios inmediatamente arrancadas las clases.

La Liga Federal y el Rectorado llevan años de proscripción de todas las listas en claustro y de proscripción selectiva en centro, sin argumentos de ningún tipo. Pero las intenciones son claras: el sostenimiento de las cajas paralelas de la universidad, la privatización de los planes de estudio, las bolsas de trabajo precario que manejan las autoridades y La Liga, pasantías truchas al servicio del sector privado, incluyendo familiares y amigos del rector Daniel Martínez.

El movimiento estudiantil en la UNLaM debe organizarse en defensa de sus derechos y por la expulsión de estas camarillas precarizadoras en la universidad que, además, encuentran su correlato a nivel nacional usando la universidad como plataforma del gobierno de turno. Lo fue así con el kirchnerismo y ahora lo es con su nueva cara macrista.

Desde La Comuna – Partido Obrero, llamamos a los compañeros del PTS e IS, como así también al conjunto del estudiantado, a cerrar una lista unificada y paritaria para desarrollar la organización del movimiento estudiantil dentro de la universidad, entendiendo que los desafíos al interior de esta casa de estudios deben ser abordados de manera urgente. En este panorama de abuso total de las autoridades, no puede existir lugar para ningún otro debate.

Vamos por la democratización de la universidad y el fin de los negociados obscenos del Rectorado y la Liga Federal, por una universidad al servicio de las necesidades de los estudiantes y los trabajadores.

Compartir

Comentarios