fbnoscript
28 de marzo de 2018

Cómo enfrentamos el ajuste en la Unsam

Por Flor Unsam y Santi Spo

El año comenzó en la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) con un presupuesto insuficiente; bochazos masivos en el ingreso a la carrera de Psicopedagogía (por lejos la más concurrida del departamento de Humanidades); el cierre de las compañías artísticas; el aumento de la fotocopiadora privada a $2 la hoja, lo cual es una carga importante para los estudiantes que cuentan con becas (restrictivas) en apuntes solo en primer año. El precio del menú en el buffet universitario alcanzó los $80. A esto se le suman aulas pequeñas superpobladas (por ejemplo, las Escuela de Humanidades cuenta con 10 aulas para siete carreras de grado). La oferta horaria es lamentable y la gestión no tiene en carpeta abrir nuevas comisiones.

A esto se añade una completa desidia de las autoridades frente a las problemáticas de género dentro de la universidad.

Ciencia y Tecnología, en la cornisa

El ataque del gobierno al sector de Ciencia y Técnica a escala nacional (que ha desatado las luchas de los Jóvenes Científicos Precarizados y de los trabajadores del INTI) ha implicado al interior de la Universidad el cierre de la carrera de Ingeniería Espacial (la carrera con más inscriptos en Ciencia y Técnica), que dependía directamente de un convenio con la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), ente que denuncia una reducción drástica en su presupuesto.

Ante el escaso presupuesto, las camarillas que dirigen la Unsam, antes kirchneristas y hoy reacomodadas al macrismo, impulsan convenios con empresas privadas como un mecanismo de autofinanciamiento que pone en peligro el carácter público de la universidad.

Cómo enfrentamos el ajuste

El movimiento estudiantil de la Unsam encuentra hoy  la mayoría de sus centros de estudiantes encabezados por armados kirchneristas ligados de lleno a la gestión. Sin lugar a dudas, esto conlleva a un proceso de desmovilización, ya que los centros de estudiantes están vaciados de participación y de ellos no surge ninguna iniciativa de organización frente al ajuste que atravesamos.

Por ello es elemental organizarnos de manera independiente, curso por curso, carrera por carrera.  Desde la UJS batallaremos por cada reclamo de los estudiantes y nos jugaremos a fondo por desarrollar (pese a las conducciones de los centros de estudiantes) las tendencias a luchar de lxs estudiantxs de la Unsam. Es precisa una gran asamblea estudiantil, con mandatos discutidos democráticamente carrera por carrera donde elaboremos una respuesta a los ataques de Macri y el Rectorado.

Tags: unsam

Compartir

Comentarios