fbnoscript
6 de abril de 2018

Ex decano de la Universidad Nacional del Arte, procesado por corrupción

Se trata de José Luis Castiñeira de Dios, de la facultad de Audiovisuales.
Por UJS Presidencia FUNA

Ayer se dio a conocer en la prensa que José Luis Castiñeira de Dios, ex decano de Audiovisuales de la Universidad Nacional del Arte (UNA, en aquel entonces IUNA) está siendo procesado, junto con el ex secretario de Cultura kirchnerista Jorge Coscia, por fraude a la administración pública. Castiñeira recibía dos salarios entre 2009 y 2012 simultáneamente como decano y como Director de Artes de la secretaría de Coscia, dos cargos públicos incompatibles entre sí por ser de dedicación exclusiva cada uno.

La primera denuncia pública fue realizada a través de los consejeros departamentales de Rebelarte (UJS - PO en Audiovisuales) en el año 2010. En nuestra exposición señalamos, a su vez, que Castiñeira cobraba adicionalmente sueldos en carácter de titular de 5 materias, las cuales se dictaban TODAS a la misma hora, en la misma aula y en las cuales ningún estudiante se encontraba inscripto.

Castiñeira not dead

Lo que interesa en la actualidad es que los funcionarios de la gestión de Castiñeira siguen al mando de la UNA Audiovisuales, sin ser sometidos a ninguna investigación: empezando por el actual decano Marcelo Magnasco, pasando también por el secretario de posgrado Eduardo Slomiansky y el director de producción audiovisual Osvaldo Girardi. Incluso algunos representantes en el Consejo Departamental, que en ese entonces votaron contra el pedido de investigación de la UJS, siguen en sus cargos.

Varios de quienes hoy forman la agrupación estudiantil K  "Unidos x Audiovisuales" son quienes en 2011 revalidaron, en carácter de consejeros y conducción del centro de estudiantes, el tercer mandato de Castiñeira como decano, cuando ya eran conocidas públicamente estas denuncias.

Un régimen corrupto

El parasitismo del presupuesto educativo y la compra de las autoridades por parte del gobierno es moneda corriente en el actual régimen universitario.

A la evidencia de los jugosos salarios de la rectora y los decanos, que contrastan con el ahogo presupuestario de la UNA, se han sumado las revelaciones de una auditoría de la SIGEN realizada a la UNA en el 2016, que muestra irregularidades en los sistemas de pagos a las autoridades.  El informe indica que a través de contratos temporales de "locación de obra" (renovados indefinidamente), varios funcionarios cobran salarios extras sin necesidad de declarar sus horas de dedicación, evadiendo así la incompatibilidad de cargos. Estos informes pusieron en la mira al actual mano derecha de la rectora Sandra Torlucci, Sergio Sabater, quien cobraría como Secretario General de la UNA y al mismo tiempo como secretario de Consejo Superior.

 

Democratización de la UNA contra las corruptelas y el ajuste educativo

Fue el movimiento estudiantil del ex IUNA en 2010 quien enfrentó activamente el vaciamiento de la universidad y la corrupción, escrachando a Castiñeira durante las tomas y en los cortes de calles en la lucha por más presupuesto y edificios propios. Su circunstancial procesamiento por parte del macrismo deja en evidencia que el resto de las autoridades K sin investigar están asociadas al gobierno, lo que se refleja en el cumplimiento de la política de ajuste a nuestra cursada y en el crecimiento de los cursos pagos.

Por esto es que desde UJS-UNA seguimos el legado de independencia del gobierno y las autoridades trazado por el movimiento estudiantil de nuestra universidad. En la pelea contra la ofensiva en el nivel superior y la contra-reforma educativa de Macri y las camarillas profesorales que gobiernan la universidad, proponemos la apertura de los libros de la UNA durante la gestión Castiñeira y la actual, la investigación a los funcionarios cómplices que guardaron silencio, concursos de toda la planta docente y la paridad docente-estudiantil en los órganos universitarios, en función de defender la educación pública.

Compartir

Comentarios