fbnoscript
13 de junio de 2018

Paro en seis líneas de colectivos por el ataque a un chofer

Respuesta obrera a la avaricia patronal
Por Corresponsal

Un nuevo ataque con arma blanca a un chofer de la empresa MOQSA de zona Sur, conocida como La Blanquito, ha derivado en el paro de seis líneas de colectivos. La medida abarca las líneas 159, 219, 372, 300, 584 y 619, que recorren la zona sur del conurbano y algunos ramales circulan por la Capital Federal. Ha sido la respuesta obrera a una repetida avaricia empresaria y a la prescindencia estatal, que se traducen en un daño físico o en la muerte de los trabajadores del transporte. 

Porque no es cierto que estos ataques no puedan evitarse. Cabinas blindadas, guardas de seguridad en el colectivo en recorrido peligrosos, protocolos de seguridad y protección en horarios nocturnos: todo esto puede hacerse, pero requiere inversión patronal y que no se transforme en un aumento del boleto al pasajero. Y debe hacerse bajo control de los trabajadores mediante comisiones de seguridad electas por los choferes. 
Todas estas medidas figuran en el proyecto presentado por la bancada del FIT en el Congreso Nacional. 

El papel de la UTA

La conducción de la UTA deja pasar sin respuesta estos ataques repetidos a la integridad física de los compañeros. Mira el interés de las patronales y no el de los trabajadores. 

Ayer fueron los dos choferes de la 620, hoy el de la Blanquito. Se necesita una organización independiente, por la base, línea por línea, para tomar en manos propias la lucha que termine con la sobreexplotación y los ataques a la integridad física de los trabajadores.

Tags: paro, uta, Moqsa

Compartir

Comentarios