fbnoscript

Paro indefinido de los trabajadores de los hospitales Carrillo y Baliña de Posadas

Derrotemos la precarización laboral de Passalacqua y su gobierno

Los trabajadores de la salud de los hospitales Carrillo, psiquiátrico, y Baliña, orientado a la atención de pacientes con patologías agudas y enfermedades infectocontagiosas, en la ciudad de Posadas, Misiones, se encuentran desde hace tres semanas organizados y movilizados contra la oferta de aumento salarial miserable del gobierno de la provincia y por condiciones de trabajo: la cobertura de 700 vacantes pendientes, pase a planta de los contratados y paridad salarial con el resto de los sectores de trabajadores estatales.

Entrevistamos a la delegada Teresa Saucedo, que junto con sus demás compañeros se encuentran cortando la ruta en la puerta del hospital:

-¿Cuáles son las medidas de acción que decidieron para esta semana y cómo continúa la lucha?

“Las medidas de acción se resuelven en asamblea con los compañeros y entre todos decidimos cómo continuar la lucha. Estamos decididos a aguantar hasta donde sea pero no vamos a volver a trabajar hasta que no haya diálogo o una solución para los trabajadores de salud. Ahora estamos de paro indefinido. El hospital funciona de mañana y tarde e internación también, los pacientes que están internados tienen la atención que les corresponde. Los consultorios externos, como no son emergencias, están restringidos. Acá estamos todas las mañanas en la lucha y todas las mañanas hacemos un corte y nos movilizamos para que vean las autoridades que nosotros estamos acá en el hospital pero que no estamos trabajando.”

“Estamos en la tercer semana de lucha, reclamando lo que por derecho nos corresponde. No estamos conformes con el 4,5% que el gobierno nos ha dado (...) tenemos necesidad que se equipare nuestro sueldo con el sueldo de seguridad, al de otros ministerios que ganan mucho más. También pedimos que se pase 700 vacantes de salud pública a planta permanente, esos compañeros se han jubilado, algunos han muerto y no se ha cubierto, es decir que si hoy tengo una compañera que murió o se jubiló yo tengo que trabajar por dos porque no tengo reemplazo".

"La planta del personal está cada vez más precarizada, y por eso muchos compañeros no se animan a salir a reclamar sus derechos porque tienen miedo que no le vuelvan a renovar su contrato. La mayoría de las compañeras son madres solteras que crían a sus hijos y hoy no les alcanza, cobran 12 mil pesos: un sueldo muy por debajo de la línea de la pobreza. Somos ya indigentes. Por eso, queremos que el gobierno entienda que no es un capricho nuestro, que nuestro capricho se basa en el bolsillo porque en este momento estamos pasando situaciones muy crudas que es la realidad que pasa todo el país".

-¿Cuál es el mensaje que querés llevar a tus otros colegas trabajadores de salud de los demás hospitales y también a la población en general?

Al resto del personal de salud les decimos que defiendan sus derechos. Los que estamos en planta permanente hace ya muchos años nos hemos puesto la camiseta para la salud, pero no para que los ministros de turno terminen llevándose ellos los laureles. Hoy decimos: salgan a reclamar por sus derechos porque nadie les va a regalar nada, ni un político se ha acordado nunca de los trabajadores. Invito a la comunidad y a quienes quieran compartir con nosotros sumarse a la lucha porque este hospital es de todos, es de la gente que necesita, acá se les atiende a todos por igual, acá no preguntamos si tiene obra social, si tiene para pagar o no, acá no se cobra nada, porque cuando se quiso cobrar salimos los trabajadores a gritar que no se debe cobrar en un hospital público”

Acompañamos el plan de lucha de los trabajadores de la salud ante este ajuste y llamamos al conjunto de la población a sumarse.

Tags: misiones

Compartir

Comentarios